El vodka es uno de los productos que podría verse afectado.

«Lo puedes llamar embargo o un acto moral cuando te niegas a dar dinero a terroristas». Así de contundente ha pedido el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, llevar a cabo un «boicot a las exportaciones rusas» a la comunidad internacional, especialmente a la compra de petróleo y derivados del crudo. De acuerdo con datos de la Comisión Europea (CE) publicados en 2020, Rusia es el quinto socio comercial de la Unión Europea y representa un 4,8% del comercio de mercancías.

En este sentido, el encargado de negocios de Ucrania en Madrid, Dmytro Matiuschenko, ha llamado este lunes a boicotear los productos rusos en España porque ese dinero servirá para comprar armas con las que seguir matando a civiles en su país. «Cualquier céntimo que los españoles pagan de los productos que provienen de Rusia va a estar en los presupuestos utilizados por el Kremlin para comprar armas y matar a civiles», advirtió Matiushenko.

A pesar de que todavía se desconoce como avanzará el conflicto, estos productos que compramos en España son los que podrían sufrir el boicot a Rusia:

  • Vodka

El vodka es una de los productos más emblemáticos de Rusia. Sin embargo, hoy en día, muchas de estas bebidas alcohólicas que se consumen en España no se producen en este país. Por tanto, se trata más de un ícono popular ruso, más que una bebida que se produzca allí o pueda llegar a tener desabastecimiento. Aún así, en Estados Unidos, autoridades de Ohio, Utah y New Hampshire han pedido la retirada de la bebida alcohólica en las tiendas.

  • Petróleo y gas

El petróleo y el gas representan una gran parte de la compra que hacen Europa y España a Rusia y podría afectar a su precio. Rusia es el origen del 26 % de la UE de importaciones de petróleo y 40 % de gas. Según ICEX señala que las importaciones de combustible realizadas por España en 2020 representaron el 75,5 %.

  • Productos agrícolas

El campo también podría ser uno de los afectados. Cereales como el trigo, el maíz, el centeno o la cebada también se verían afectados por un boicot a los productos de Rusia, que finalmente se trasladaría a los supermercados con la falta de algunos productos, como ya ha sucedido con el aceite de girasol. Los productos agrícolas y crudos representan un 4,5 % de las importaciones realizadas por la Unión Europea.

  • Hierro, acero y químicos

Otros productos que no se encuentran en el día a día de los ciudadanos también se podría ver afectados y repercutir en algunas actividades económicas, como puede ser la industria del hierro, el acero y los químicos. En cuanto a las importaciones realizadas en 2020, ICEX apunta a que la fundición de hierro y acero fue un 5,9 % del total, solo por detrás de los combustibles.