Parque de energía solar fotovoltaica con la central de carbón de es Murterar a la derecha.

Balears experimentó en 2021 un importante impulso en la generación eléctrica con energías renovables, con un incremento del 32 % y batiendo su récord anual de energía verde. Asimismo, el año pasado se consolidó la práctica desaparición del carbón en el sistema balear, iniciada en 2020, confirmando a su vez el avance de las Islas en su transición energética. Estos datos se desprenden del Avance del informe del sistema eléctrico español, que Red Eléctrica de España (REE) publica anualmente con las principales magnitudes del sector y cuya edición correspondiente a 2021 fue presentada ayer en Madrid.

Como ya ocurrió en 2020, la mayor parte de la electricidad generada en Balears el año pasado tuvo su origen en los ciclos combinados, que han aportado el 75,1 %. No obstante, ha sido la solar fotovoltaica la tecnología que más ha incrementado su generación, registrando un 58,7 % más que en el año anterior. Así, las renovables, en su conjunto, alcanzaron en 2021 una cuota del 6,7 % sobre el total, muy lejos todavía de la media estatal, cercana al 47 %. Los esfuerzos por avanzar en la transición ecológica se ven reflejados también en el aumento de la capacidad. Al cierre del año, Balears contabilizaba un total de 149 megavatios instalados en energía solar fotovoltaica, un 44,2 % más que en 2020. De esta manera, la capacidad renovable ha significado en 2021 el 9,4 % del total del parque de generación balear.

Mientras crecía la generación renovable en 2021, el uso del carbón descendió hasta convertirse en una fuente de energía residual. La tecnología energética alimentada con carbón solo ha integrado en el sistema el 1 % del total balear. Esto significa un descenso de casi el 80 % respecto al año anterior, cuando ya fue drástica la bajada del uso del carbón (solo aportó el 6,3 % en 2020), a causa de las limitaciones horarias establecidas para este tipo de generación en las Islas desde diciembre de 2018 y a la reducción de la potencia instalada. Por su parte, el enlace eléctrico con la Península permitió cubrir el 16,1 % de la demanda energética de las Islas. Con el enlace, el 13,9 % de la energía consumida en Balears es de origen renovable.