Negueruela ha achacado estas cifras a la «distorsión» que genera la figura de los trabajadores fijos-discontinuos. | Archivo

2

Baleares registró 117.100 parados en el primer trimestre del año, lo que implica un incremento del 24 % respecto al trimestre anterior y una subida interanual del 0,2%, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves. El aumento, pese a que es muy ligero, contrasta con el descenso del 13,1 % de media experimentado por el conjunto del Estado. La tasa de paro (18 %), por otro lado, desciende un 0,9 % respecto a la del primer trimestre del 2021 (18,9 %). El conseller de Model Econòmic, Turisme i Treball, Iago Negueruela, ha achacado estas cifras a la «distorsión» que genera la figura de los trabajadores fijos-discontinuos en un trimestre que es ya de por sí el peor del año históricamente.

Asimismo, el director general de Treball, Llorenç Pou, ha apuntado que la elevada cifra de desempleo es también atribuible a «cuestiones metodológicas» de la propia EPA y que en todo caso permanece muy lejos del máximo histórico de 172.000 desocupados de 2013 y una tasa de paro del 28,6 %, justo en el peor momento de la crisis económica. Tanto Pou como el conseller se han mostrado convencidos que los datos del paro del mes de abril que se darán a conocer la semana que viene mostrarán una «foto global» mucho más ajustada a la realidad actual y con unas cifras más positivas. Por otro lado, las cifras de ocupación alcanzan las 532.200 personas, lo cual supone un máximo histórico para un primer trimestre de año.

Noticias relacionadas

En términos interanuales la ocupación ha crecido en 30.200 personas (516.000 en 2021), lo que supone un 6 % más. Las cifras de empleo son incluso más altas que en 2019, cuando se registraron 516.000 personas ocupadas, récord histórico en ese momento. Negueruela ha destacado además que «la ocupación es también de mayor calidad», en referencia al proceso de crecimiento de los contratos indefinidos en detrimento de los temporales, que siguen descendiendo. En comparación con 2019 (justo en el inicio de la pandemia) el número de contratos indefinidos ha subido en más de 20.000. Así, Balears registra el mayor crecimiento interanual de la ocupación con un 6 %, por encima de la media estatal del 4,6 %.

Las previsiones de crecimiento del PIB para este año, que el Govern sitúa en torno a un 10 %, continúan por una senda optimista, justificada entre otras cosas por la intensa reactivación turística y por el hecho de que la economía no se ha visto -por lo menos hasta este momento- seriamente afectada por los efectos del encarecimiento energético. El portavoz del PP en el Parlament, Toni Costa, consideró los datos «malos para Balears», aunque prefirió analizar los mismos con «prudencia» vista la reactivación económica que se está produciendo en este inicio de temporada turística. «Creemos que el sector turístico sacará a Balears de la crisis una vez más», aseveró.