La oficina del SOIB+ ofrece orientación específica para el colectivo de parados de larga duración. | Conselleria de Treball

0

Los parados de larga duración ven la luz en Baleares, ya que la cifra ha descendido un 60 por ciento en el último año, según ha informado el director general de Treball, Llorenç Pou. En concreto, el pasado mes de abril se contabilizaron un total de 15.482 personas que llevaban más de doce meses sin empleo frente a las 37.982 que se encontraban en esta situación en el mismo periodo del ejercicio anterior. Pou ha destacado que se trata de una caída superior a la media del total de parados, que el pasado mes de abril fue del 48 por ciento respecto a 2021. En este punto, ha recordado que Baleares lidera el descenso de las listas del paro a nivel nacional.

Si se toma como referencia la variación mensual, también ha disminuido el número de parados de larga duración en las Islas, aunque no es tan acusada como la interanual. En concreto, el pasado mes de abril se contabilizó un descenso de 1.098 desempleados menos respecto a marzo. No obstante, es una cifra importante al tratarse sólo de un mes, ya que pone de manifiesto que el mercado laboral se activa a un ritmo importante.

El director general de Treball ha atribuido este descenso a dos factores principalmente: la reactivación del mercado de trabajo tras la pandemia de la COVID-19 y las políticas de empleo que se aplican desde la Conselleria de Treball. En relación a lo primero, cabe destacar que la crisis sanitaria ha motivado que muchas personas hayan estado más de un año en paro y con el fin de las restricciones el mercado laboral ha vuelto a ponerse en marcha. La previsión es que a finales de este año el numero de desempleados de larga duración se sitúe en valores anteriores a los del inicio de la pandemia.

Respecto a las políticas de empleo que se ponen en marcha desde la Conselleria, Pou ha asegurado que los parados de larga duración son un colectivo «prioritario». Así, actualmente hay unas 3.500 personas que se están beneficiando de estas políticas específicas. Además, en la plaza de Santa Eulalia de Palma se ha abierto una oficina. Pou también ha destacado que a lo largo del año «acompañamos a más de 2.000 parados de larga duración». Además, hay una línea de formación directa que atiende a 250 de ellos. Las tasas de inserción laboral llegan al 70 por ciento en los programa del SOIB Reactiva.

La pauta a seguir con estas personas, básicamente consiste en hacer un análisis de su currículum y su trayectoria profesional y se les deriva a los cursos de formación que son más pertinentes en cada caso; si no tienen experiencia se les redirige a un programa de formación dual u otros programas del SOIB, que combinan formación y empleo.