Avión sobre las pistas del aeropuerto de Son Sant Joan. | Carlos Enrique Alemany

0

Los aeropuertos de Baleaes han mejorado su nivel de certificación en un programa internacional de cálculo de la huella de carbono, la denominada «Airport Carbon Accreditation» que otorga el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI) y que evalúa las actuaciones para reducir emisiones y contra el cambio climático. El aeropuerto de Palma de Mallorca ha ascendido al nivel 3, denominado «Optimización», lo que implica además de tener un programa de gestión y reducción de emisiones, involucrar a terceras partes y evaluar sus emisiones, ha explicado el organismo gestor Aena en un comunicado. El aeropuerto de Ibiza se incorpora al programa, directamente en el nivel 2, «Reducción», mientras que el de Menorca que estaba en el nivel 1, de «Inventario», pasa al nivel 2.

El programa Airport Carbon Accreditation evalúa de forma independiente a los aeropuertos que se encuentran en diferentes etapas de gestión integral de sus emisiones de CO2 a través de seis niveles de certificación: «Inventario», «Reducción», «Optimización», «Neutralidad», «Transformación» y «Transición». Los dos últimos son de reciente creación en línea con los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París.

La neutralidad en carbono forma parte del principal objetivo estratégico incluido en el «Plan de Acción Climática 2021-2030» de Aena, con actuaciones para la mitigación de los efectos del cambio climático y la meta de alcanzar en 2026 la neutralidad en carbono y «Net Zero» en 2040, con una reducción del 94 % en 2030 de las emisiones por pasajero asociadas a las operaciones propias, afirma la nota