Patricia Gómez, sobre la comparecencia. | Pilar Pellicer

73

La consellera de Salut, Patricia Gómez, ha comparecido la mañana de este miércoles en la Comisión de Salud del Parlament, para dar cuenta de la auditoría de la campaña de vacunación contra la COVID-19 y, si bien en el documento principal no se justifica la polémica vacunación de cargos en el día de su inicio que determinó que se hiciera la auditoría, Gómez sí se ha extendido en explicar lo que pasó el señalado 27 de diciembre de 2020 en la residencia Oms/Sant Miquel.

En este sentido, ha dejado claro que no cuestiona lo que se hizo aunque reconoce que los cargos que se pusieron la primera dosis en el centro residencial no eran parte del grupo poblacional 1 que tenía que vacunarse en ese momento, según dictaba la Estrategia Nacional aprobada por el Ministerio. Una vez se vio que faltaban personas en función de los sueros preparados, «un total de siete», ha aclarado, «se autorizó ponerlas a todo el equipo de vacunación», ha explicado. Ahora bien, la estrategia aclaraba que las dosis, en aquel momento concreto, debían ponerse a internos y trabajadores de los centros residenciales, grupo al que no pertenecía ninguno de los cargos protagonistas de la polémica que sí estarían incluidos, 15 días después, en el colectivo 2, junto con los profesionales que trabajaban en primera línea. «Todo el personal estaba incluido en el grupo que venía inmediatamente después», así lo ha reconocido y argumentado la consellera que ha añadido: «Se hubieran vacunado la semana siguiente, ¿ha faltado alguna vacuna alguna vez en esta comunidad?», ha defendido. «¿Adelantaron unos días la vacunación? Sí ¿Por qué? Porque sobraban dosis, la alternativa era tirarlas».

En este sentido ha defendido que incluso la posición de algunos de ellos, asegurando que el coordinador de vacunas de por aquel entonces, el dimitido Carlos Villafáfila, llegó a suministrar vacunas, así como la subdirectora de Atención a la Cronicidad, la también dimitida Angélica Minguélez, quien «llegó a ir con su coche a una residencia a las cuatro de la mañana», ha explicado.

Por otra parte, la consellera ha insistido en señalar a la portavoz del PP en la comisión, Nuria Riera, que el equipo de vacunación presente en Oms/Sant Miquel el primer día de campaña «no eran altos cargos», algo que para Gómez se limita a directores o secretarios generales. «Ninguno de ellos tiene carnet político», ha añadido. Tras la explicación, Riera le ha reprochado la falta de transparencia y el «privilegio» de los que se vacunaron antes del resto.