El hombre, español de 77 años, fue hallado muerto en el Torrent Gros de Palma.  | Teresa Ayuga

Los resultados de la autopsia practicada al hombre que falleció el pasado domingo en el Torrent Gros de Palma han confirmado que sufrió un golpe de calor. Se trata del primer muerto en Mallorca por las altas temperaturas. El examen forense al cadáver de la víctima, que tenía 77 años de edad, fue practicado el pasado lunes en el Instituto de Medicina Legal de Palma. Los forenses comprobaron que el cuerpo presentaba importantes signos de deshidratación a consecuencia del calor que hizo ese día, uno de los más calurosos del año. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) activó alertas por calor en toda la Isla: naranja en el interior, norte y nordeste y amarilla en el resto.

El septuagenario, de nacionalidad española, salió a pasear el domingo por la mañana por el Camí Fondo, a la altura del polígono de Son Malferit, como solía hacer casi a diario. Los familiares del hombre, al ver que cayó la tarde y no había regresado a su domicilio, decidieron interponer una denuncia por desaparición ante la Policía Nacional. Alrededor de las 16.45 horas, un hombre que hacía footing por la zona del Torrent Gros encontró el cuerpo sin vida del anciano tirado en el suelo, sin camiseta y con los pantalones bajados hasta los tobillos. El deportista avisó enseguida a los equipos de emergencia de que había una persona inconsciente en mitad del torrente. Patrullas del Cuerpo Nacional de Policía, junto con ambulancias y bomberos se desplazaron con urgencia hasta el lugar.

Los servicios sanitarios no pudieron hacer nada por su vida y certificaron su defunción. La causa de la muerte desde un principio apuntaba a un golpe de calor, pero no se confirmó hasta el lunes pasado cuando se le practicó la autopsia en el Instituto de MedicinaLegal de Palma. Agentes del Grupo deHomicidios de la Policía Nacional también acudieron al Torrent Gros para investigar lo ocurrido. Los policías comprobaron que el hombre se había quitado la ropa cuando sufrió el golpe de calor ya que había algunas prendas repartidas por el lugar. Mallorca se derrite y ante las temperaturas extremas la Aemetrecomienda sobre todo en personas mayores el consumo de agua, frutas y verduras, evitar las comidas calientes, vestirse con ropa ligera y de colores claros.