Una alarma que se retroalimenta. En otros países de Europa llevan meses hablando de pinchazos a mujeres en discotecas y, cuanto más se trata, más crece el efecto llamada. | R.D.

0

Igualtat, Salut, Mobilitat, Delegación del Gobierno y cuerpos y fuerzas de seguridad, además de Consells, ayuntamientos y empresas implicadas trazarán una hoja de ruta para garantizar la tranquilidad de las mujeres cuando disfruten del ocio nocturno, frente a la alarma social generada al investigarse, en Balears, hasta seis casos de víctimas de pinchazos en este ámbito.

«Queremos que se sientan seguras y acompañadas», declaró este jueves la consellera de Igualtat, Mercedes Garrido, quien, además, lanzó un aviso a los agresores:«Los perseguiremos, no puede ser que una actitud machista intente atemorizar y coartar la libertad de las mujeres», dijo.

Lo primero que se aconseja a quien sienta un pinchazo es que llame al 112 donde se le indicará los pasos a seguir, como es acudir al servicio 24 horas del IB-Dona. Allí «tendrán acompañamiento para poner un denuncia, para ir al médico o servicio psicológico», explica.

Hasta el momento no se ha podido demostrar ni en Balears ni en la Península, ni en los casos que han ido apareciendo a lo largo de Europa, que los pinchazos tengan relación alguna con la sumisión química. Sin embargo, este tipo de agresión hace años que se afronta por sustancias dentro de la bebida que, si es alcohólica, puede agravar sus efectos.

En estos casos, la consellera de Salut, Patricia Gómez, advirtió que hay que acudir al hospital. «Si alguien siente pérdida de conciencia, se despierta con alguien desconocido, con la ropa estropeada o lesiones sin explicación... con la sensación de que les han administrado algo, que vayan a Urgencias de hospitales (no a los centros de salud) porque es donde se toman las muestras», aclaró. Además, hay casos que sólo pueden analizarse en Son Espases. «Algunas drogas tienen duración limitada de seis horas y el protocolo debe activarse cuanto antes». En este sentido, la consellera de Salut señaló que desde junio se ha recordado el protocolo a todas las gerencias.

Por otra parte, la Direcció General de Salut Pública ha recuperado el programa preventivo No Siguis Ase que se suspendió por la COVID debido a la gran cantidad de eventos multitudinarios que se celebran este verano. La Conselleria recuerda ahora que los ayuntamientos deben adherirse para promover el consumo responsable de alcohol.