El conseller de Transporte y Vivienda, Josep Marí, ha presentado este jueves los programas de subvenciones europeas. | CAIB

Balears repartirá 40,6 millones de euros de los fondos Next Generation de la UE en seis líneas de ayudas para financiar obras de rehabilitación en viviendas que supongan una mejora de su eficiencia energética y para construir pisos públicos con un consumo de energía reducido. El conseller de Transporte y Vivienda, Josep Marí, ha presentado este jueves los programas de subvenciones europeas que comenzarán a publicarse este sábado para que la aprobación de proyectos y las intervenciones puedan empezar a ejecutarse en 2023.

Serán subvencionables actuaciones nuevas en inmuebles construidos antes del 2000 y también las reformas que cumplan los requisitos y se hayan ejecutado desde febrero de 2020, y se han contemplado criterios sociales que permitirían a propietarios con pocos recursos contar con ayuda pública para financiar la totalidad de las obras. Los colegios profesionales de arquitectos, aparejadores y administradores de fincas han participado en la elaboración de las convocatorias para tratar de facilitar la tramitación y gestionarán once «oficinas de rehabilitación» en todas las islas que servirán como «ventanilla única» a la que podrán dirigirse los ciudadanos interesados.

El programa con mayor dotación (distinto al resto en cuanto que no se refiere a rehabilitaciones) es el de ayuda a la construcción de vivienda social pública energéticamente eficiente, al que se destinarán 12,3 millones de euros. Este año se cofinanciarán con esta partida diecisiete promociones del Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi) en todo el archipiélago que suman 417 pisos. El primer programa en ponerse en marcha, que se publicará este sábado en el Boletín Oficial, es el de ayuda la redacción de proyectos de rehabilitación y de libros de edificio, dotado con 2,5 millones de euros. Los libros de edificio, preceptivos en los inmuebles levantados a partir de 2000, recogen las necesidades de mantenimiento y condiciones de eficiencia energética y su subvención se plantea para que sirvan de hoja de ruta de las actuaciones de rehabilitación. La línea referida a las obras de reforma con criterios energéticos en varios edificios simultáneamente, definida como programa «de barrio», esta dotada con 8,6 millones de euros y ya están preseleccionadas propuestas de Palma, Sóller, Inca, Manacor e Ibiza, además de cinco promociones del Ibavi. Para la puesta en marcha de las cinco oficinas de rehabilitación de Mallorca, tres de Menorca, dos de Ibiza y una en Formentera hay disponibles 1,2 millones de los fondos Next Generation.

El programa 3, para rehabilitaciones en edificios plurifamiliares o unifamiliares aislados, y el 4, para reformas de eficiencia energética en viviendas dentro de edificios plurifamiliares, cuentan en conjunto con 16 millones de euros. En estas líneas se tendrá en consideración el nivel de ingresos de las unidades familiares y si forman parte de ellas menores y personas con discapacidad, casos en los que la ayudas pueden cubrir el 100 % de las inversiones, con un máximo de 23.500 euros. En general, el porcentaje subvencionable es proporcional al grado de reducción del consumo de energía que se alcance con la ejecución del proyecto, con un mínimo del 30 %, y las ayudas son compatibles con otras referidas a conceptos diferentes, como puedan ser las de instalación de sistemas de captación de energía solar. El objetivo establecido por el Gobierno central para Baleares antes de noviembre del año con los 28,3 millones de euros que suman las cinco líneas de rehabilitación es realizar actuaciones en al menos 3.938 viviendas.