Los avales se entregarán preferentemente para inmuebles de protección oficial o del mercado libre que cuesten menos de 270.000 euros.

Los ciudadanos de Balears que quieran comprarse su primera vivienda podrán solicitar el nuevo aval público anunciado por el Govern que permitirá que cualquier persona que tenga capacidad para pagar una hipoteca pueda acceder sin verse limitado por carecer del 20 % de entrada que exigen los bancos. Para conseguir que los bancos concedan el 100 % de la hipoteca se deben cumplir una serie de requisitos.

El primero de ellos es que todas las personas que soliciten la medida deberán acreditar al menos cinco años de residencia en las Islas. Esta decisión impedirá que los especuladores que vienen de Europa y los fondos buitres hagan de Balears un producto inmobiliario. El último es que las viviendas de protección oficial o del mercado libre cuesten menos de 270.000 euros. De esta forma, las familias que tienen dinero para pagar una hipoteca pero no para dar la entrada podrán acceder a una de las 14.000 viviendas de protección oficial que saldrán al mercado.

Otra medida a tener en cuenta es que el impuesto de transmisiones patrimoniales se reducirá del 5 % al 4 % en las compras de primera vivienda por menos de 270.000 euros. Además, en la próxima declaración de la renta los ciudadanos Baleares que cuenten con una hipoteca de tipo variable sobre su vivienda habitual podrán deducirse los intereses de este crédito hasta un máximo de 250 euros.

En cuanto a los inmuebles de lujo, el Govern subirá del 11,5 % al 12 % el tipo impositivo sobre las casas que cuesten más de 1 millón de euros. También dentro del nuevo plan de choque anunciado se creará un nuevo tramo gravado para las casas de más de 2 millones al 13 %.