Tramo en obras de la carretera general de Menorca. | Gemma Andreu

El pleno del Parlament balear ha aprobado por unanimidad, este miércoles, instar al Gobierno a reanudar las negociaciones para la firma de los convenios de carreteras con los consells insulares de Mallorca y Menorca, y que éstos se financien con cargo a partidas presupuestarias independientes del Factor de insularidad previsto en el Real Decreto ley 4/2019. Se trata de iniciativa, presentada por Més per Menorca, que también reclama a los grupos parlamentarios con representación en el Congreso de los Diputados y en el Senado que presenten y aprueben enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado de 2023 para que consten las partidas correspondientes a estos convenios. Este segundo punto ha sido aprobado, pero no por unanimidad.

El portavoz de los menorquinistas, Josep Castells, ha dicho, durante su intervención, que no se puede aceptar que todo lo pendiente de liquidar «se pague con el factor de insularidad» y que, por tanto, hay que enviar un mensaje de que «no nos roben la cartera». «El factor de insularidad está muy bien pero no ha de servir para pagar recursos que el Estado, por un motivo u otro, ha dejado de pagar y que forman parte de un déficit histórico de inversiones en Baleares», ha destacado. Desde el Grupo Popular, la diputada Mª Asunción Pons ha presentado una enmienda, que ha sido transaccionada, para hacer extensiva esta exigencia de los convenios de carreteras para las cuatro islas y no solo para Mallorca y Menorca. Además, ha preguntado al PSOE si votará a favor de la enmienda del PP a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el convenio de carreteras. Por su parte, el diputado de Unidas Podemos Pablo Jiménez ha afirmado que «las inversiones en carreteras ya solo deberían enfocarse a mejorar la seguridad vial, reducir la presión automovilística sobre las carreteras y potenciar el transporte público». «No deben servir para financiar megainfraestructuras. Debemos tomar medidas enfocadas a contrarrestar el colapso ambiental al que nos enfrentamos», ha apuntado.

El diputado de Cs Marc Pérez-Ribas ha considerado que esta es una «reivindicación legítima» de los ciudadanos de Baleares. «Si no nos quejamos y mostramos una respuesta contundente por parte del Parlament, esto entrará en el olvido y deberemos olvidarnos para siempre de estas cantidades», ha añadido. Por su parte, la diputada de MÉS per Mallorca Joana Aina Campomar ha censurado «la estafa continuada» del Estado hacia Baleares con determinadas inversiones. «Han sido incumplimientos tanto con el PP como con el PSOE», ha asegurado. El portavoz parlamentario de Vox-Actúa Baleares, Jorge Campos, ha descartado apoyar el segundo punto de la iniciativa, dado que su formación ha presentado una enmienda a la totalidad a los PGE que «no se pueden enmendar de ninguna manera». A pesar de que ha considerado que los convenios son necesarios, ha preguntado para qué quiere la izquierda estos recursos, al considerar que «no quieren hacer carreteras». Desde El PI-Proposta per les Illes Balears, el portavoz parlamentario de la formación, Josep Melià, ha remarcado que la recuperación del convenio de carreteras «tiene todo el sentido» para Baleares y, por ello, su grupo vota a favor. Finalmente, el diputado del Grupo Socialista Damià Borràs ha defendido que el Govern balear continuará reclamando «a través de la negociación leal y responsable» los convenios de carreteras para Mallorca y Menorca.