El estand de Balears de la World Travel Market 2021. | R.L.

El grupo parlamentario Més per Mallorca prevé presentar una enmienda a los presupuestos de la Comunidad en la que propone destinar los 1,8 millones previstos para promoción turística, concretamente para organizar ferias, a «una necesidad más importante» como es la Atención Primaria, señala el diputado Joan Mas ‘Collet’.   

«Pensamos que el Govern no debe tener ni un euro para promoción, aunque sea para temas logísticos», explica Joan Mas. Si bien esta cantidad está pensada para alquilar espacios en ferias, hacer montajes o realizar transportes, los ecosoberanistas creen que el dinero deberían ponerlo los consells porque son los que tienen las competencias.

En último caso, advierten, no creen que deba hacerse ningún tipo de promoción turística. «Hace tiempo que lo decimos. La saturación de este verano nos lleva al debate de 2019» , añade ‘Collet’. Més considera que la promoción debe replantearse «porque los turistas vendrán igual, se vio antes de la pandemia y se ha vuelto a ver ahora porque las Islas son fantásticas y los servicios extraordinarios, la promoción no es necesaria».

En este contexto recuerdan las cifras de la evolución económica balear: «en 2008 tuvimos 13 millones de turistas y éramos los segundos más ricos del Estado, con 10 puntos sobre la media;ahora somos los séptimos, estamos por debajo de la media, y vienen 16 millones de turistas, no sirve de nada que venga más gente», argumenta el diputado.

Pese a que Més es uno de los partidos que conforman el Govern discrepan en aspectos tan importantes como el turismo. Pese a que la Conselleria tiene la función de coordinar a los consells que quieran acudir a las ferias, «no lo vale». Aseguran que lo que el PSIB llama «posicionamiento» ha dejado de ser necesario, mientras que «vale más invertir en las necesidades de la gente que vive aquí todo el año», de ahí que soliciten replantear el modelo de «ir a macroferias turísticas a hacer negocio, comprar y vender».

Distribución de la partida

Su apuesta es por el servicio de Atención Primaria, por lo que piden destinar a la Conselleria de Salut los 1,8 millones de euros. Y el reparto, proponen, iría en función del peso de cada gerencia, un 75 % de la cantidad para Mallorca, un 15 % para Eivissa y Formentera y el 10 % restante para Menorca. Si bien ponen en manos de los expertos en salud el decidir cómo invertir la partida al margen de la reestructuración de los ambulatorios, desde Més reconocen el problema que existe en Atención Primaria por el descontento de la población y la falta de médicos.