Tolo Cursach junto a su mujer e hija, en una jornada de juicio. | Alejandro Sepúlveda

La retirada de las dos últimas acusaciones que actuaban en su contra deja a Bartolomé Cursach fuera del 'caso Cursach'. Tras los anuncios realizados por los empresarios de Palma articulados en torno a Ángel Ávila y de la empresa Magaluf Boulevard a lo largo de este lunes, el caso queda limitado a la actuación de dos policías locales de Palma y a una única acusación de las cinco que empezaron el juicio en el mes de junio.

El primero en anunciar su retirada fue el empresario Ángel Ávila. Su abogado, Álvaro Martín Olmos, lo dejó de manifiesto nada más empezar la sesión de este lunes. Unos días atrás ya había anunciado que se iba a limitar a Bartolomé Sbert tras no conseguir prueba de cargo suficiente para mantener su acusación íntegra. Inicialmente, Ávila pedía condenas de ocho años y medio de prisión para Cursach y una indemnización de más de ocho millones de euros. Martín Olmos renunció a la pericial que había propuesto y que tenía que practicarse este lunes y ya no introdujo prueba documental.

Noticias relacionadas

Más chocante ha sido lo ocurrido con Magaluf Boulevar, los empresarios José Manuel Bover y Javier Pedreira. Su abogada, Teresa Bueyes no ha comparecido este lunes en el juicio, una tónica habitual. Debía hacerlo para el trámite de prueba documental y, de hecho, el tribunal la llamó por teléfono para comprobar si iba a acudir o no. La telefoneó el letrado de la administración de justicia y no avanzó nada de retirada de acusación. El tribunal dio por concluido el trámite de prueba documental y ya avanzó que iba a ser muy restrictivo con las conclusiones definitivas, con alusiones a la propia Bueyes como la «abogada ausente». Tras el final de la sesión, la letrada conocida por representar a famosos y sus intervenciones televisivas ha registrado un escrito al tribunal. En él avanza su retirada y, a la vez, alega una serie de motivos de nulidad que planteó en sus cuestiones previas. Tienen que ver con la exclusión de los hechos objeto de juicio de una serie de incidentes en Magaluf que fueron archivados durante la instrucción. La acusación de Bover había quedado limitada a una valla detrás de BCM.

Esta retirada provoca que tanto Cursach como Sbert y el funcionario de Calvià, Jaime Nadal, vayan a ser absueltos porque nadie les acusa. Ocurre lo mismo con los otros 14 acusados, agentes de la Policía Local de Palma. De los 24 con los que empezó el juicio, salvo cambios durante la sesión de mañana, solo llegarán al final dos: los policías locales José Mayans y Gabriel Mayol. En la sesión del martes se harán oficiales las retiradas de acusación y será la última sesión con Cursach en el banquillo. El miércoles será el turno de las conclusiones de la única defensa y de los informes, salvo que se produzca algún movimiento más.