La movilización contra la saturación turística y el precio de la vivienda el pasado 25 de mayo en Palma. | Pere Bota -

TW
0

El Pacto por la Sostenibilidad de Baleares entrará en materia este mes de julio. Los primeros grupos de trabajo conformados serán convocados esta misma semana de cara a una primera tanda de reuniones que debería tener lugar en la segunda quincena del mes.

La intención del Govern de Marga Prohens es espolear el proceso este verano y así poder tener avances significativos al término de la temporada. Con todo, el Ejecutivo balear ya adelantó en su día que se trata de un proceso complejo que precisará de paciencia y que de ningún modo arrojaría unos resultados definitivos en cuestión de solo unos meses.

La Mesa del Pacto Social y Político por la Sostenibilidad Económica, Social y Ambiental de las Illes Baleares (su nombre completo) se concibió con el objetivo de analizar y reestructurar el modelo de crecimiento económico de Baleares y recuperar su vínculo con el bienestar social, lo que implicará redefinir estrategias no solo en materia turística, sino en muchos otros ámbitos clave como la formación, la vivienda o la movilidad de cara a un modelo válido para las próximas décadas.

Los doce grupos de trabajo estarán coordinados por otros tantos directores generales del Govern que serán asignados en función de las áreas de competencia de cada uno de los grupos. Los grupos, enmarcados en sus doce correspondientes «áreas de reflexión-acción», están ya definidos y concentrarán entre diez y doce miembros de la Mesa del Pacto alrededor de un director general.

Por otro lado, la plataforma de participación ciudadana abierta a entidades, asociaciones, sectores y ciudadanos recabó un centenar de propuestas y más de 5.000 visitas en sus primeros cuatro días de actividad. Aunque no todas las visitas se traducen en propuestas, sí que hay otras muchas que están dejando aportaciones en términos de datos, estadísticas y conocimiento. En total, cerca de 300 aportaciones en esos primeros días.

De hecho, los propios integrantes de los grupos de trabajo deberán introducir sus propuestas en la plataforma de participación, que lleva por lema Les illes que t’estimes més. Tu tries! y que, en palabras de Prohens, pretende «fomentar una participación más democrática y transparente, y más activa y diversa, tanto de los actores regionales con capacidad de decisión como de la ciudadanía en general».
En ese sentido, esta herramienta ha sido creada para «captar puntos de vista a gran escala y aumentar la inclusión y la cobertura geográfica en todas las islas y municipios».

A la espera de que los grupos de trabajo vayan haciendo su camino, el Govern avanzó que se irían tomando diversas medias paliativas para encarar el problema de la saturación durante los meses de temporada alta. Iniciativas que arrancan esta misma temporada, pero que tendrán continuidad y ampliación en la próxima. Por el momento, se han anunciado acciones como la monitorización de visitas en determinadas playas de las Islas especialmente castigadas por la masificación.

Movilizaciones

Mientras tanto, las movilizaciones ciudadanas en protesta por la saturación y la crisis de acceso a la vivienda siguen adelante con su agenda. Una de ellas es la iniciativa a cargo de la plataforma Menys Turisme, Més Vida, que ha convocado una movilización para el día 21 de julio en Palma con el propósito de reclamar a los poderes públicos baleares «un cambio de rumbo» para «un cambio de modelo socioeconómico en las Islas, abandonando el monocultivo turístico».

La marcha dará inicio en el Parc de ses Estacions, de Palma, y recorrerá las calles más céntricas y visitadas por los turistas -Sant Miquel, Plaça Major, Plaça de Cort y Calle Conqueridor- para desembocar en el Passeig des Born. Por lo pronto ya hay adheridas más de 80 entidades.

Por otro lado, la asociación Joventut pel Clima ha convocado una acción de protesta el próximo viernes 12, la Guiri Marxa, consistente en pasear por Ciutat «vestidos de guiri y con maleta». La marcha comenzará en la Plaça de la Porta Pintada y finalizará en Sa Llotja de Palma.