La recién remodelada pista Príncipes de España de Palma fue sede este sábado del Balear Escolar de atletismo, en el que una numerosa expedición de hasta 23 atletas menorquines de los clubes CCE Cecome Sant LLuís y Menorca Atletisme Intersport se trajeron a la Isla un total de 14 medallas, prácticamente a partes iguales. Hasta un total de 7 oros, 5 platas y 2 bronces.

Dos de los oros cayeron por cuenta de Josep Olives que se coronó en el fondo balear tras vencer en los 5.000 metros, con 16:43"56 y en los 3.000 con 9:53"02, tras superar con holgura a sus rivales.

El también juvenil Sergio Díaz repitió la gesta de su compañero y ganó tanto en 800 como en los 1.500 metros, tras para el crono en 2:03.47 y 4:21"2, respectivamente. La guinda al pastel de su gran actuación fue la medalla de plata en los 400 metros, con 53"12, en lo que fue la actuación más destacada de la selección.

Yeray Adrián Monier remató la faena para su club, el CCE Cecome Sant Lluís, con una meritoria plata en los 100 metros con 11"63.

Los atletas del Menorca Atletisme Intersport, por su parte, también cosecharon grandes resultados. El cadete Joan Olives se llevó también dos preseas, un oro en los 100 vallas (17"53) y una de bronce en los 300 vallas (52"46).

Llucia Allès y Juliana Hermosa se repartieron oro y plata en 1.500 obstáculos con 6:11"93 y 7:10"47 respectivamente.

De hecho, los obstáculos fueron un filón para el club rojillo y Jaume Torres atrapó también una plata en los 1.500 masculinos con 5:20"74. Inés Moya, juvenil, consiguió su oro en 5.000 marcha, marcando un tiempo de 33:58"54.

Por su parte, la cadete Judit Bagur volvió a mejorar su marca y saltó hasta 10.06 metros, pero tuvo que conformarse con la plata en el triple salto, mientras que se quedó a 6 cm del bronce en longitud.

La que sí consiguió el bronce fue la ciudadelana Iris Jaimez, con 1:12"11 en los 400 vallas.

En resumen, un gran fin de semana para los atletas menorquines, que demuestran una vez más el buen estado de forma del atletismo escolar en la isla.