Baloncesto

Sara Soler regresa a LF2 con el Joventut Les Corts

| |

Valorar:
preload
La ‘center’ menorquina, este curso, luchando en el poste medio

La ‘center’ menorquina, este curso, luchando en el poste medio

10-11-2013S.S.

La pívot menorquina Sara Soler Traver (1'82cm) regresa a la Liga Femenina 2. Y lo hará con las actuales campeonas de la Copa Femenina de Catalunya, Joventut Les Corts, de Barcelona. Soler, que hace dos temporadas ya jugó en plata con el Bahía de San Agustín, ha finalizado tras cuatro años su periplo en el Centre de Tecnificació IB –«una experiencia única deportiva y personal» –y ahora, más madura, le llega el momento del basket profesional, muy mejorada tras su estancia en el CTEIB: «He progresado mucho, ha sido duro pero he comprobado que el esfuerzo diario, superando límites, da resultados. Combinar deporte y estudios exige el máximo», admite la hija del mítico ex ACB, Antón Soler. Formada en sus inicios en el CCE Sant Lluís, se lleva un aprendizaje «fantástico y sobre todo el cariño de compañeras y amistades para siempre».

Ya en clave futurista, Soler se muestra encantada por su incorporación al Joventut Les Corts de LF2, que suma ya tres ascensos. «Ha sido este año cuando han contado con los apoyos necesarios para afrontar esa competición de la mejor manera posible», señala la interior. Soler, trabajadora innata, sabe que en Liga Femenina 2 al principio «no será fácil contar con muchos minutos pero intentaré írmelos ganando poco a poco. A corto plazo mi objetivo es seguir progresando, compitiendo con jugadoras de gran nivel y en una liga importante», manifiesta, segura de haber acertado con su nuevo destino. «Mi nuevo entrenador conoce mi juego y cree que encajo a la perfección en su esquema. Es un proyecto a largo plazo de crear una base con continuidad y aportaré todo mi esfuerzo e ilusión, adaptándome a lo que necesite», dice, conocedora de la LF2 en la que ya militó con el Bahía. «Es una liga muy exigente pero confío en mis posibilidades para llegar a ser una jugadora valorada. Ya he estado pero las condiciones mías no eran las mismas, ni mental ni físicamente», advierte la pívot, que opina que desde entonces, «he progresado y espero ver los resultados».

Soler es consciente que da otro paso en su carrera pero mantiene los pies en el suelo. «No me marco metas ni límites. Llegaré hasta donde me lleve mi dedicación y mi esfuerzo. Aunque tengo claro que mi prioridad es la universidad», zanja.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.