Respiro en la enfermería

El base del Made in Menorca, Pitu Jiménez, sufre una elongación, y no rotura, aunque es duda para el domingo

|

Valorar:
Pitu Jiménez.

Pitu Jiménez.

Javier Coll

Respiro para Pitu Jiménez y el Made in Menorca, en tanto que la dolencia del base madrileño y máximo referente del equipo de Miguel Ángel Hoyo se limita a una elongación, pues no hay rotura como se llegó a temer, de la parte proximal del gemelo interno de su pierna izquierda.

Si bien el concurso del jugador para la cita del próximo domingo en pista del Grup Barna es más que dudoso, el mismo no se puede descartar, y en cualquier caso, Jiménez sí debe estar a disposición del técnico con vistas a los otros cuatro partidos que restan para terminar la Regular en el grupo C-A de Liga EBA, en los que el cuadro insular tratará de acometer el definitivo acelerón que le permita alcanzar las eliminatorias por el ascenso a LEB Plata.

El primer atisbo de lesión lo advirtió Jiménez durante un entrenamiento previo (diez días atrás) a la visita del equipo al Collblanc. Pitu participó en aquella victoria, en lo que fue además el estreno de Hoyo en la banda del cuadro menorquín. Sin embargo, las molestias del experimentado base madrileño no remitieron durante la semana posterior a ese triunfo, lo que le desactivó para la trascendental cita ante el Flanigan Calvià del domingo anterior. Aunque lo intentó y disfrutó de minutaje en el derbi, el jugador apenas duró unos instantes sobre el parquet del Poli mahonés tras sentir un pinchazo. Fue sustituido y no regresó a la pista.

A partir de ahí, la incertidumbre fue in crescendo en el seno del Bàsquet Menorca, dado el temor a que Jiménez padeciera una rotura que le apartara de las pistas para lo que deviene. Sin embargo, el director de juego y referente del proyecto fue sometido ayer a una ecografía y el doctor Nando Salom emitió el diagnóstico; elongación –estiramiento– de la parte proximal del gemelo interno, lo que obligará a Jiménez a trabajar al margen de sus compañeros en las próximas 48 horas; el viernes se probará, y en función de la evolución y sensaciones, se le descartará o no para el compromiso ante el Grup Barna.

Como fuere, desde el Bàsquet Menorca respiran, pues en principio, la posible baja de Jiménez no debiera prolongarse más allá del partido inmediato.

Al margen, el cuerpo técnico sigue también pendiente de Ángel Piedra, que sufre un esguince intercostal propiciado por un golpe en las costillas que recibió ante el Collblanc. Una lesión que privó al andaluz de jugar ante el Calvià y que deja en el aire su intervención en las próximas jornadas.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.