Baloncesto

La mejor versión de Pitu Jiménez para el mejor Bàsquet Menorca

El base alcanza su mejor versión en el tramo clave de la liga

| |

Valorar:
preload
El base madrileño ejecuta una ‘bomba’ ante la presencia de Olaguibe, pívot del Barberà.

El base madrileño ejecuta una ‘bomba’ ante la presencia de Olaguibe, pívot del Barberà.

04-03-2018 | Javier Coll

El Bàsquet Menorca aprovechó la visita del Barberà (82-64) para igualar su mejor racha de victorias del curso -seis- y reforzar su privilegiada segunda posición, ahora ya en solitario tras la derrota del Bàsquet Girona en la pista del Sant Adrià. Doce triunfos en las últimas trece citas, solo truncados por la visita a la cancha del líder El Masnou (75-66). El equipo de Oriol Pagès anda lanzado en pos del primer objetivo de la temporada, finalizar entre los dos primeros clasificados, y en esta dinámica un referente incuestionable responde al nombre de Jorge «Pitu» Jiménez.

El Barberà del ausente Iván Llull, sorprendente penúltimo clasificado -fue cuarto el año anterior en el grupo B-, sufrió la versión más anotadora del base. Jiménez se fue hasta los 22 puntos, su mejor actuación, en un ejercicio de confianza que el experimentado director de juego necesitaba para apuntalar anímicamente una temporada complicada a nivel particular, que le ha impedido adquirir el nivel físico óptimo y por ende un rendimiento regularmente alto.

El domingo, Pitu Jiménez decidió que era su día. Asestó tres golpes sin fallo desde los 6,75 metros en la apertura del partido 13-2, mantuvo la consistencia anotadora cuando el Barberà amenazó con reaccionar (27-20) y alcanzó el descanso con 18 puntos en su haber (43-34). Y cuando David Lizano, el técnico catalán, intentó tapar tácticamente esa vía, el base se aplicó en nutrir de pases de canasta a sus compañeros hasta alcanzar las nueve asistencias y disipar cualquier duda sobre el ganador de la contienda.

Pitu culminó su partido con 23 créditos de valoración, igualando la marca que había fijado frente al Arenys (77-75), el día que forzó la prórroga con un triple sobre la bocina y repartió once asistencias, tope del grupo hasta la fecha. El Bàsquet Menorca crecerá competitivamente si a su principal generador de puntos, el triángulo interior Jan-Mati-Torres (40 de media por partido), añade un matiz de consistencia desde el perímetro. En su séptimo partido consecutivo jugado, Pitu ya parece listo para aportarlo.

[Lea la noticia completa en la edición impresa del 08 de marzo en Kiosko y Más o My News]

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.