Baloncesto. Euroliga

A por la Décima

El Real Madrid de Rudy y Llull pretende destronar al Fenerbahce de Obradovic y volver a alzar el título de la Euroliga tras una difícil temporada

|

Valorar:
preload
Conexión balear. Rudy Fernández y Sergio Llull posan para este periódico. Los dos jugadores baleares del Real Madrid persiguen s

Conexión balear. Rudy Fernández y Sergio Llull posan para este periódico. Los dos jugadores baleares del Real Madrid persiguen su segunda corona continental

10-05-2018 | Teresa Ayuga

El Real Madrid, el club más laureado del baloncesto europeo, aspira al que sería su décimo entorchado continental en la final de este domingo (20 horas) ante el Fenerbahce turco, en el que su entrenador el serbio Zeljko Obradovic también puede levantar su décimo trofeo.

De una u otra manera la Décima encontrará dueño. Tres años lleva el Madrid pugnando por conseguirla, después de su último título en 2015; mientras que Obradovic es el vigente campeón al haber ganado con el Fenerbahce, el quinto club con el que lo hace.

El equipo turco descabalgó al Real Madrid en la semifinal del año pasado por 84-75, un marcador que no refleja la tremenda desigualdad que se vivió en el Sinan Erdem Dome de Estambul, sobre todo en el primer cuarto en el que prácticamente se decidió la suerte del partido.

Ahora un año después, los dos equipos vuelven a verse las caras en la final y con el título de por medio. ¿Qué ha cambiado en Fenerbahce y Real Madrid en este tiempo? Pues algunas cosas.

Presión

El Fenerbahce ha perdido a Ekpe Udoh y Bogdan Bogdanovic, dos súperestrellas que ahora están en la NBA. Pero su ingente capacidad económica le ha permitido recomponer el equipo. Ha podido igualar el potencial de estos jugadores fichando a otros que, entre todos, puede que superen la nota de los primeros.

En otras palabras, el equipo turco ha perdido dos figuras pero ha ganado profundidad de banquillo, lo que se puedo apreciar en la semifinal ante el Zalgiris, cuando Obradovic redoblaba su apuesta por la defensa asfixiante sobre los lituanos con continuos cambios y siempre con alternativas y prestaciones superiores.

Presión

Pese a jugarse en Belgrado, el 75% del Stark Arena estuvo poblado por seguidores del Fenerbahce, así es que el equipo turco apenas pierde nada por jugar fuera de casa.

Y gana porque tiene experiencia, porque ya no tiene la ansiedad del primer título, tanto a nivel propio como del baloncesto turco, aunque también habría que contabilizar la dificultad añadida de repetir título. El Olympiacos fue el último que lo hizo en 2012 y 2013.

El Real Madrid perdió la fuerza moral del argentino Andrés Nocioni, pero este año ha hecho un máster en reforzamiento moral colectivo por la cantidad de lesiones que ha sufrido.

La presencia del equipo español en la Final a Cuatro de Belgrado es una 'machada' en sí misma. Todos dudaron de sus opciones en un momento u otro y muy pocos, es decir, nadie se habría mojado por afirmar que llegarían a la final en la que se encuentran.

En el pequeño cambio de jugadores, la presencia de Facu Campazzo, aunque mermado, supera al rendimiento de Dontaye Draper. Fabien Causeur y Edy Tavares también hacen mejor al Madrid de hace un año. Aunque el gran fichaje del equipo este año ha sido el regreso del menorquín Sergio Llull, después de ocho meses y medio de lesión.

El Madrid ha aprendido a sufrir, a aguantar reveses y volver a unirse en la pista y fuera de ella para intentar ganar. Esa fortaleza mental, y la tremenda calidad que tiene en sus filas con un Luka Doncic destacado, le definen.

La final tendrá acento balear de la mano de Rudy y Llull, que buscan su segundo título.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

manumenorca
Hace un año

... pues ya pueden ponerse las pilas, pues en la división de balompié los blancos están ahora mismo en blanco, dejando escapar la liga y la copa, y jugándoselo todo a una carta para simplemente salvar los muebles y no quedar en blanco... a ver si los del básquet les enseñan a los niñitos mimados multimillonarios del fútbol cómo se suda la camiseta...

Valoración:-5menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1