Partido Ávila Auténtica contra Menorca | Belén González

El Hestia Menorca cayó nuevamente derrotado a domicilio tras un final de partido apretado, este sábado ante el Ávila Auténtica -Carrefour el Bulevar, en un choque muy cerrado, igualado y exigente en lo físico en el que los de Oriol Pagès tuvieron siempre muchos problemas ofensivos.

Todo empezó con un triple de Xavi Hernández para inaugurar el marcador, pero los abulenses defendían bien y en los siguientes minutos además lograban salir a la contra (9-5). Los amarillos eran felices a la carrera y eso les permitía volver bien para defender ordenados y por contra llegar en ventaja ante un Jan Orfila que sufría mucho con la movilidad local, 13-7 en el ecuador. Entonces Oriol Pagès rotó a Orfila y a un Pack sin acierto, pero aunque los menorquines consiguieron frenar el ritmo de un Ávila siempre en aceleración, en ataque siguieron faltando ideas (primer cuarto, 20-11).

El banquillo insular solventó raudo la superioridad en centímetros de los locales y entonces Okeke acabaría con el protagonismo de Gueye. Además el Menorca ahora apretaba mucho más en defensa y eso se dejaba notar (20-19 tras mate de Okeke). Y tras un triple de Torres segundo mate del nigeriano para firmar la remontada, 22-24 en el ecuador del cuarto. El duelo se removió, el Ávila entró en combustión y Oriol Pagés optó por reingresar a la pareja Orfila-Pack para capear el temporal, 30-24 a falta de tres y medio. La parte final sería trabada y pausada, con una pelea de muchos kilos en las pinturas y poco acierto cara al aro, 35-29.

No habría carreras en el reinicio y ese ritmo bajo de mucho contacto benefició a un Menorca serio en defensa que recortó distancias rápido, 35-33 (3’). Okeke y Poyatos ponían rebote e intimidación, el primero también tapones, y cuando el local Cazorla abrió la zona con un triple respondieron Xavi Hernández, Pack y Miso de manera triple para un 0-9 y colocar el 40-42 en el ecuador del cuarto. Los dos banquillos se movieron entonces, pero durante una buena fase hubo más errores que aciertos y la igualdad persistió hasta los últimos dos minutos, donde el Menorca se ofuscó y volvió a ceder, 49-45, tercer cuarto terminado.

No hubo acierto en los dos primeros minutos del último y definitivo cuarto, hasta que Adri Méndez finalizó de triple el buen trabajo del Pitu Jiménez en la dirección ofensiva, pero el abulense Mulero devolvía la afrenta y todo siguió igual. El partido cogió velocidad y Pagès reservó a un Okeke agotado al tiempo que Miso encestaba otro triple, 52-54 a falta de seis. Apareció ahora el cansancio y nadie anotaba, 55-54 a falta de dos y medio con el Menorca abusando del triple sin éxito. Por fin Javi Hernández acertaba de tres pero el Menorca no supo regular y se llevaba dos tapones y en la contra una antideportiva de Pack para el 58-57 a falta de uno. En esos últimos segundos Pack se jugó una que no entró y después los abulenses dos seguidas merced a dos rebotes ofensivos seguidos de un Dziuba que terminó lanzando en la línea de tiros libres, 59-57 a falta de 26 segundos. Menorca perdió la bola en ese ataque casi decisivo pero Ávila no sentenció desde la línea de tiros libres y Menorca tuvo su opción de prórroga con diez segundos por delante, 60-57. Entonces todo acabó con un Xavi Hernández intentando a la desesperada un dos más uno en el que ni siquiera anotó la bandeja y el Ávila acabaría lanzando más tiros libres para vencer por 61-57.

Con esta derrota, el equipo insular ratifica sus problemas para decantar en su favor los partidos de final apretado y sigue, tras dos salidas, sin poder sumar el primer triunfo a domicilio en esta fase por la permanencia.

Vídeo del partido