0

Efe / R.D.|PALMA
El ex-presidente del Cómite Balear de Àrbitros (CBAF) José Doménech Riera presentó ayer en los juzgados de guardia de Palma una querella criminal por calumnias contra el sucesor en el cargo de Carolina Doménech, Bartolomé Riera Morro. Doménech Riera quiso tomar la iniciativa judicial ante la amenaza del actual equipo que gestiona la Federación Balear de Fútbol, encabezado por Miguel Bestard, que trasladó a la Fiscalía las supuestas irregularidades detectadas durante la gestión del querellante.

«Vamos a demostrar ante el juez que todas las acusaciones contra Doménech Riera son falsas», dijo el abogado Manuel Somoza, tras presentar la querella criminal por calumnias. Entre las anomalías en la gestión de Doménech Riera al frente del Comité de Àrbitros denunciadas por los actuales rectores del fútbol insular, destaca el supuesto desvío de dinero para pagar facturas de teléfono y el alquiler de una casa ajenas al citado Comité.

Los denunciantes de la Federación Balear de Fútbol creen que la Fiscalía debe decidir si considera que hay indicios de delitos, o simplemente, una mala administración del dinero por parte de Doménech Riera, que optará a la presidencia de la territorial balear. La actuación de Doménech Riera no sorprendió a Miquel Bestard. El presidente de la junta gestora de la Federación Balear de fútbol aseguró ayer que «Es normal que haga todo tipo de tonterías. Es su costumbre. A mí no me sorprende».