Baloncesto

El Hestia Menorca vence al Lleida (84-69)

Corbacho con 11 puntos en el último cuarto, liquida la resistencia del equipo catalán

|

Valorar:
Gemma Andreu

El Hestia Menorca ha entrado de nuevo en racha. El equipo menorquín, en un partido que decantó en su favor en el último periodo, derrotó al Pardinyes Lleida anoche en el Pavelló (84-69), para consignar su segunda victoria consecutiva y sexta de la temporada, ratificando asimismo que el bache de resultados al que sucumbió al ceder con Prat y Barça ya es cuestión pretérita.

En una liga de dos velocidades como se está distinguiendo la actual conferencia Este de LEB Plata –que ha definido con prontitud esta realidad–, el equipo de Oriol Pagès demostró estar por encima del Lleida, al que la experiencia de Mendiburu –el exMenorca Bàsquet, el mejor de los suyos en su regreso a Bintaufa– no alcanzó como argumento para tratar de sorprender al Hestia Menorca, que tuvo en la versión más pragmática y eficaz de Berto Corbacho en el último cuarto como su elemento más desestabilizador (14 puntos el alero mallorquín, 11 de los cuales produjo en la manga final).

La puntería perimetral del experimentado exterior balear terminó por agotar a un Lleida que soportó hasta que a cinco minutos del cierre, ‘Corbi’ inició el proceso de sentencia y el guarismo trascendió de un inquietante 65-60 a un más claro 78-65.

Sin ruptura

Hasta entonces, el Hestia Menorca, siempre hegemónico en el marcador, no consiguió sin embargo imponer ruptura alguna por encima de la decena de puntos de ventaja. De hecho, a cada ocasión que se atisbó la oportunidad insular de abrir margen, el Lleida siempre encontró respuesta, por medio de Mendiburu (11 puntos y 8 rebotes actuando, en un alarde de versatilidad, hasta en cuatro posiciones diferentes) o del danés Mads Stürup (16 tantos y 4 asistencias).

Llegado el intermedio con un parejo 33-30, el Hestia Menorca presumió su primer acelerón hacia el triunfo en la apertura del tercer parcial (39-30; 47-37 tras triple de Julio De Assis), impresión que detonó con rapidez el Lleida (50-48 a 1’34’’ de que agotara el cuarto, que terminó en 55-50). La actividad de Otegui en la zona (57-53), un triple de Pitu (62-55) y unos libres anotados por Diatta (65-60) habilitaron el plano para que Corbacho entrara en acción en el tramo final para helar al rival catalán. El mallorquín se mantuvo fiel al guión acostumbrado y aniquiló las expectativas ilerdenses para tratar de invertir la dinámica del partido –significar también, como mérito añadido del equipo insular, su capacidad defensiva para cohibir el juego interior rival, más tibio de lo habitual). El Hestia suma dos seguidas, y la cumbre le queda a solo un triunfo, en tanto que el Prat cedió su invicto, y con holgura, en el derbi de filiales ante el Barça (60-85).

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.