El Hestia se ha estrenado con victoria en el Pavelló Menorca | Josep Bagur Gomila

3
  • HESTIA MENORCA 84
  • ALGINET 69

No estuvieron todos los protagonistas en la primera victoria del nuevo Hestia Menorca en el Pavelló Menorca ante el combativo Safir Fruits Alginet (84-69). El técnico local, Javier Zamora, se perdía el primer tiempo del estreno en Maó – «por problemas con un vuelo» –, dijeron en el club. A parte, no estuvieron en pista Ilia Sorokin y Álex Tamayo; y Logan Shilder, no al cien por cien, los tres, «por indisposición». Con Javi García Panizo al mando del Hestia, aterrizaba en Bintaufa un rival inédito en LEB Plata, acabado de llegar y con el bloque del ascenso, muy sólido. El ‘partidazo’ de Marrow (32p), secundado por un gran Alderete (17r) en el rebote y con un partido serio en general, supusieron el primer triunfo en un Pavelló que volvió a vibrar.

Empezaron mandando los de José Canals, que anotaban muy fácil (5-8). En un intercambio desde 6’75, se llegaba al 13-13, con un Alginet muy entonado en ataque. Marrow situaba el 15-15 con un 1x1 tras unos ataques sin fluidez y el base quería dar la primera lección oficial a su público y dos triples seguidos suyos —con robo de balón incluido de Timoner– situaban el 26-16; con Bintaufa en pie y Marrow llegando a los 19 puntos. Alginet insistía en la pintura con Nicolau pero sin éxito; sin embargo, dos precipitaciones de Marrow y un par de ataques bien rodados de los valencianos acortaron hasta el 28-22.

El segundo acto amaneció con Pitu en pista y el Hestia negado e insistente de 6’75. Hernández acortaba al 32-29 y volvía Marrow, de nuevo demasiado ansioso en anotar, parando el partido García Panizo. Smallwood mantenía a los locales (36-29), hasta entrar en un intercambio de triples entre Gueye y Gálvez, para llegar al 42-32, redondenado en pleno éxtasis triplista por Alderete, junto a Marrow (21p), los mejores al descanso (45-35).

Zamora llega a Bintaufa

Ya con el madrileño en el banquillo –también Marrow de nuevo algo precipitado en ataque–, el Hestia se puso en manos del ‘tempo’ de Pitu. Tras minutos imprecisos y sin acierto exterior, un triple de Timoner ponía el 56-44 y, a falta de juego interior, Smallwood se vestía de salvador, anotando y reboteando en ataque, hasta la máxima temporal. Gálvez, con 17 puntos, mantenía a los suyos pero el Hestia empezaba a sacar petróleo en la pintura, viendo que en el perímetro no entraban (62-50).

Arrancaba en Bintaufa el último cuarto y volvía Marrow a pista. Longarela se ponía en cuatro faltas y el norteamericano volvía a la suya 67-00, en una nueva máxima en el electrónico. Canales pedía tiempo muerto, viendo como el Hestia iba ganando terreno y hacía suyo el control, con 75-55. Tras unos minutos sin timón en ambos lados, dos triples de Longarela y Orel sentenciaban, con la guinda de Marrow, hasta el final 84-69 y con el Alginet sometido a los compases menorquines, llegando a la friolera cifra de 53 rebotes.