Hestia - Alginet en el Pavelló | Josep Bagur Gomila

8

El base norteamericano Jermaine Marrow Jr. (1997) y el alero madrileño Diego Alderete (2000) sobresalen, discurridas las primeras dos jornadas en la conferencia Este de LEB Plata, como los dos rostros más prominentes del nuevo Hestia Menorca (2/0, el récord del colectivo de Javi Zamora, invulnerable tras los primeros dos partidos para un liderato compartido con otros cuatro equipos).

La efectividad de ambos jugadores en este arranque de curso concede al conjunto menorquín la supremacía de hasta seis de los apartados estadísticos del torneo. Puntos, rebotes (totales, en defensa y en ataque), asistencias, valoración… las principales facetas del juego que se desmenuzan mediante cifras exhiben hegemonía insular, y más concretamente de la dupla Marrow-Alderete.

Marrow

El impacto de Jermaine Marrow en su primera incursión en LEB Plata y en el baloncesto español está siendo absoluto. Desde el momento en que se anunció durante el verano anterior su fichaje, se presumían unas prestaciones que el base de Newport News ha ratificado sin dilación. Mejor anotador del equipo en el estreno en Albacete, Marrow reiteró en tal condición en la primera intervención del Hestia Menorca en la Isla, el domingo previo, contra el Safir Fruits Alginet (84-69).

El director de juego norteamericano elevó hasta los 32 puntos su registro de anotación en su primer partido oficial en Maó, lo que deriva en el 27.5 de promedio por partido que presenta actualmente, y que le sitúa como el mejor anotador, no solo del Este, sino de toda la liga (Diogo de Sousa, del Morón, grupo Oeste, con 22.5, su más cercano perseguidor).

A tan relavante dato agrega Marrow su preponderancia en asistencias (reparte 6 por partido, igualado al frente del ránking con Pablo Fernández, del Zentro Basket Madrid), lo que junto con su liderato en anotación le convierte por el momento en el hombre más valioso de la competición, con 23 créditos de valoración por encuentro (27 contra Alginet). Unos guarismos que demuestran la reputación de gran foco de producción que precedió al jugador en el momento en que se negoció su contratación; genera de modo directo con su voracidad para anotar, e indirecto surtiendo de balones a un ‘quinteto’ que optimiza, y en adelante aún más optimizará, la presencia de un ‘1’ que tanto cataliza la intención táctica del equipo.

Alderete

Y mientras los apartados más vistosos en cuanto a rendimiento en ataque portan un insobornable acento americano, en tareas de menor brillo a ojos del espectador, pero de máxima trascendencia en el juego, como es el rebote, el Hestia Menorca (y la liga) habla español. Y lo hace en virtud del descollante arranque que ha firmado el excanterano de Estudiantes Diego Alderete, un alero ‘todoterreno’ con actividad e influjo en prácticamente todos los espacios del juego, que cazó en la matinal del domingo contra el Alginet 17 rebotes (11 en defensa), por lo que suma 30 tras las primeras dos fechas ligueras (15 de promedio) y encabeza las tres clasificaciones; rebotes totales, defensivos (10 de media por cita) y ofensivos (cinco por duelo).

Y contar con un jugador tan proverbial en ese sentido contribuye a que el equipo menorquín, por añadidura, gobierne también en lo colectivo, y en un aspecto que no deja de ser crucial, tanto en el juego como en la propuesta de transición y velocidad que pretende promover Javi Zamora; el Hestia Menorca firma 49 rebotes por partido –50 el domingo–, más que ninguno de los otros 27 integrantes de la liga (Benicarló, con 8 menos, es segundo; mientras que el Tizona Burgos, con 40.5 capturas, lidera en el sector Oeste).

Otros

Mencionada la importancia de Aderete, y al margen de no figurar en la cima de ninguna clasificación estadística, cabe referir también al partido realizado por el pívot francés Thomas Smallwood, junto con los citados Marrow (27) y Alderete (21), el hombre que más valoró en el Hestia Menorca (21) contra el Alginet. El exjugador del Tours hizo ‘dobles figuras’, con 16 puntos y 10 rebotes.

Por último, significar la cantidad de minutos que absorbió el base menorquín Raül Timoner (26; en los que convirtió cinco tantos), solo superado por Alderete (38), el propio Smallwood (28) y el senegalés Makhtar Gueye (29; durante los que además firmó 9 puntos y 7 rebotes).