Llull, en un instante la final de la Euroliga que el Real Madrid perdió ante el Efes.  | ANDREJ CUKIC / Efe

0

De récord, a pesar de la derrota. El base menorquín del Real Madrid Sergio Llull Melià (1987) consiguió igualar la marca del jugador griego Theo Papaloukas, de mejor asistente en la historia de la Final Four de la Euroliga (59), en el marco de la derrota que sufrió su equipo en la tarde del pasado sábado en la final de la Euroliga ante el Anadolu Efes de Estambul (57-58).

Una decepción mayúscula para el jugador mahonés y su equipo, que malgastaron en Belgrado la opción de poder reeditar la victoria de 2018, también enmarcada en la capital serbia, lo que habría significado el tercer cetro de Euroliga para Llull y el undécimo para el equipo blanco, pero que en contraste ha incluido un dato que no es menor, como es la marca de 59 asistencias lograda por Llull en el total de las ocho Final Four que ha disputado (único jugador español de la historia con esa marca desde que la competición depende de la ULEB, desde 2001), con lo que empata con el mito heleno, retirado desde 2013.

Las seis asistencias que dio Llull en la final ante el Efes, junto con las tres que firmó ante el Barça en semifinales suman 9 (acudió a Belgrado con 50, contando sus anteriores siete F4) para un global de 59, las mismas que Papaloukas. Todo abierto por tanto para que el mejor deportista menorquín de todos los tiempos en la próxima temporada pulverice la marca de Papaloukas, para lo que apenas bastará estar en la Final Four 2023.

Segundo anotador

Además, Llull se sitúa ahora, tras la cita de Belgrado, como el segundo mejor anotador en la historia del evento, con 191 puntos, 3 menos que el norteamericano Holden, líder con 194; en la final el menorquín hizo 9 y en semifinales 15, por lo que supera al francés De Colo (179), al norteamericano Trajan Langdon (172) y al español Juan Carlos Navarro (168), que prevalecían por encima de él ante de esta última F4.