Xavi Hernández, posando como jugador del Benicarló el curso pasado

0

El CB Salou será el séptimo equipo en LEB Plata que podrá fardar de haber contado en sus filas con Xavi Hernández. El menorquín, con una dilatada trayectoria en la liga, firma por el club tarraconense en su año de ascenso, y lo hace para ser «líder» de un proyecto con aspiraciones algo más humildes.

La contratación oficial se dio a conocer el pasado miércoles en una negociación ‘express’ que ya había quedado cerrada tiempo atrás: «Firmé hace una semana. Se ha hecho todo muy rápido y ha sido porque ellos han hecho mucho de su parte. No fue una negociación dura, como suelen ser».

Sin embargo, el verano para Xavi no había sido tranquilo hasta el momento de la firma, ya que las opciones del mahonés eran muchas y muy variadas.

«El Salou mostró interés a mediados de verano. Hubo contacto con ellos al igual que con otros clubes, pero mi intención en ese momento no era quedarme en España, sino irme fuera a probar, así que prioricé las ofertas del extranjero y dejé bloqueadas las de aquí», comenta.

«Me senté a hablar con mi familia, mi pareja y mi agente al acabar la temporada. Siempre he dicho que algún día me gustaría jugar fuera. Lo intentamos mover y lo cierto es que surgieron muchas opciones, pero sabía que yo iba a ser quisquilloso a la hora de elegir. No quería irme solo por dinero o solo por lo deportivo. Lo quería todo: un club profesional, que el sitio me gustase… Encontrar un equilibrio», continúa.

Se queda en España

Como se avanzó en el diario, las ofertas que cumplían con esos requisitos se focalizaban en Alemania y Austria, países que se fijaron en él y le ofrecieron formar parte de su organigrama deportivo: «Hubo varios equipos que se fijaron en mí y en Alemania estuve muy cerca de cerrar un contrato. Al final no se hizo. Ellos entendieron mis explicaciones y ha quedado muy buena relación con ese equipo, lo cual les agradezco».

Noticias relacionadas

Sin embargo, «por motivos personales, más que por condiciones o aspiraciones deportivas» Xavi consideró que no era el mejor momento para adentrarse en esa aventura y volvió a centrarse en el baloncesto español.

«Una vez que aquello no funcionó, reactivo las ofertas en España. En el Salou seguían muy interesados e insistentes en mí, algo que siempre gusta, y me ofrecieron unas condiciones que cuadraban dentro de mis exigencias», asegura.

Una decisión que a muchos puede sorprender, ya que se trata de un equipo novel en la competición. No obstante, Xavi opta por adentrarse en el reto de la salvación: «A nivel deportivo, las otras opciones que tenía eran proyectos que aspiran a ser más potentes, con el objetivo de quedar en el top 5, meterse en playoffs o directamente ascender. Eso es también lo que han ambicionado todos los equipos en los que he militado en los últimos años, pero, en cambio, el Salou me ofrece algo a lo que no estoy habituado: conseguir la permanencia. Puede que antes fuera más reacio a aceptar este tipo de retos, pero ahora lo veo con otros ojos».

Liderar el equipo

«Me ofrecen un papel importante, hasta el punto de que quieren que sea una de las piezas fundamentales y que lidere al equipo. Recientemente he tenido que pelear más por el minutaje, he tenido más competencia y ahora no es así. Obviamente, tendré que ganarme los minutos, pero de primeras me dan los galones para ser más protagonista de lo que sería en otro lado», argumenta.

Por lo tanto, el talentoso base, que este último año militaba en el CB Benicarló, abandona la disciplina del equipo valenciano tras solo un año de relación contractual: «Yo no descarté seguir. Hablamos, pero no pudimos llegar a un acuerdo. Yo buscaba otro tipo de cosas que ellos en ese momento no podían ofrecerme, pero estoy seguro de que si hubieran podido lo hubieran hecho. Al final, cada uno va por su lado. Es baloncesto, estas cosas pueden pasar».

Más allá de la separación la buena relación se mantiene: «Ellos saben que les quiero mucho y me han demostrado lo mismo. Es verdad que solo ha sido un año, pero en muy poco tiempo hemos hecho muchas cosas, fuera y dentro de la pista. Estos últimos días, con la noticia del fichaje, he estado en contacto con mucha gente de allí y se ha alegrado por mí».

El 29 de agosto será cuando empiece esta aventura, donde Xavi espera «dar rienda suelta a su juego» y hacer disfrutar a sus nuevos aficionados.