Sagadin, en un partido, botando el balón con la derecha

El base-escolta esloveno Jan Sagadin se ha convertido en nuevo jugador del Pinta B Es Castell, por lo que la fértil e inagotable factoría de baloncesto de lo que en su día fue Yugoslavia sigue surtiendo de talento a los principales exponentes del escenario menorquín.

Si durante la semana previa fue el ala-pívot serbio Nikola Miskovic quien se erigió en nueva pieza dentro del puzzle del Hestia Menorca, este miércoles fue el turno para el segundo proyecto más importante de cuantos se alojan en la Isla, el de Es Castell, al hacerse con los servicios de Sagadin, un elemento que, a priori, reúne todo para sobresalir como un refuerzo colosal en el roster de Gino Rovellada.

Significar que, en ambas operaciones y negociaciones, la figura de Javi Zamora, entrenador y director deportivo del Hestia Menorca, ha resultado fundamental. En el caso de Miskovic lo fue por razones evidentes; y en el de Sagadin, que durante estos días ha estado a prueba en la Isla hasta que este miércoles se formalizó el acuerdo con el Pinta B, la colaboración y gestiones que el madrileño ha llevado a cabo han resultado determinantes para que el esloveno recalara en Es Castell.

En ese orden, el trato incluye que el joven director de juego balcánico se ejercite en las sesiones matinales con el Hestia Menorca (y tal vez sea este un principio de cooperación entre los dos clubes, hasta la fecha radicalmente alejados en ese sentido; desde el entorno de la directiva de Es Castell el agradecimiento hacia la labor de Zamora es absoluto. «Es un lujo contar con alguien así en la Isla, con su bagaje y recorrido», deslizan incluso desde la población de origen británico en relación al exentrenador del Estudiantes.

Perfil

En lo que ocupa al jugador, las credenciales y referencias no pueden ser mejores. Jan Sagadin nació en agosto de 2001 en Eslovenia, alza 1.99 de altura y aunque el Pinta B Es Castell le incorpora para desenvolverse como ‘1’, puede hacer las veces de ‘2’. Jugador eléctrico, provisto de buen tiro y manejo de balón, su fichaje, además de potenciar la dirección del equipo (algo mermada a raíz del despido de Facu Dayer hace un par de semanas) y constituir una rotación más para el equipo, nutrirá al colectivo de Gino Rovellada de una serie de alternativas en el juego hasta el momento inéditas en un grupo además urgido de victorias (Es Castell ha perdido ocho de sus últimos nueve partidos y producto de ello ha retrocedido hasta el antepenúltimo lugar de la clasificación del C-2 de Liga EBA). El último equipo de Sagadin ha sido el Libertas Altamura, de la C Gold Italian League (la cuarta liga de Italia). Anteriormente, el balcánico jugó en el AKK Maribor, de la A2 eslovena (segunda división) y en el KK Tajfun Sentjur, también del país bañado por el Adriático, después de pasar por la cantera del KK Cedevita Olimpija (el principal club de Eslovenia).

En el aspecto humano y al margen de lo deportivo, desde Es Castell ponen en valor del jugador esloveno su «educación» y su «gran capacidad de trabajo», lo que sin duda contribuirá a acelerar su integración en el grupo. Jan Sagadin, un joven talento de la antigua Yugoslavia al servicio del Pinta B Es Castell.

El apunte

El club espera que el jugador debute el sábado

El Pinta B Es Castell confía en que Jan Sagadin, desde este miércoles a la tarde su nuevo base, pueda jugar este fin de semana, en que el cuadro menorquín visita al Plus Ultra Seguros Roser (sábado, 13.00 horas), en lo que por tanto sería el estreno del jugador con su nuevo equipo.

El club ha iniciado todos los trámites para que así sea, y se espera que el transfer del esloveno esté a punto dentro de 48 horas.