Óscar Freire: «Lo que más echo en falta es ganar y la adrenalina de competir»

El tricampeón mundial de ciclismo en ruta, de vacaciones en la Isla, desmenuza cómo es la vida sin las carreras ocho años después de su retiro como ciclista profesional

|

Valorar:
Encandilado. Óscar Freire posa en el puerto de Maó, uno de los enclaves de Menorca que más le han impresionado. El ciclista cántabro, en la que es su segunda visita, pone de relieve de la Isla su belleza, accesibilidad, así como «la mentalidad del turismo que hay aquí», indica

Encandilado. Óscar Freire posa en el puerto de Maó, uno de los enclaves de Menorca que más le han impresionado. El ciclista cántabro, en la que es su segunda visita, pone de relieve de la Isla su belleza, accesibilidad, así como «la mentalidad del turismo que hay aquí», indica

Gemma Andreu

De haber nacido en Bélgica se hablaría de él como una leyenda. Al ser español, la etiqueta que se le concede se limita a la de mejor esprinter de la pasada década, un adjetivo que no es menor pero que tal vez no abarque su valía real como corredor y la auténtica importancia de su figura dentro del ciclismo nacional y mundial. Se trata de Óscar Freire Gómez (Torrelavega, 1976), tricampeón mundial de ciclismo en ruta –récord en el que iguala al mítico Eddy Merckx– y también tres veces ganador de la selecta Milán–San Remo entre los otros muchos logros y conquistas que celebró durante una carrera profesional que prolongó entre 1998 y 2012. De vacaciones en la Isla, en compañía de su familia y de su buen amigo local, uno de los iconos del pedal insular y balear como es Arturo Sintes, el ciclista cántabro atiende a Es Diari en una charla que abarca desde detalles de su trayecto a lo que fue su transición a la vida ‘post’ profesional, sin omitir referencias a nuestro gran Albert Torres, a una Menorca que le ha encandilado o al Tour de Francia más extraño que se recuerda en su preámbulo a causa de la covid-19. Voz a un ciclista de leyenda.

Un año después, de nuevo en Menorca.

-Arturo (Sintes) llevaba tiempo insistiendo en que debía visitar la Isla. En su momento pactamos la visita, pero había empezado a correr en ‘rally’ y me coincidió una prueba con las fechas en que había previsto venir. El año pasado me dije que no podía fallar y estuve en la Volta Cicloturista, y esta vez es diferente, de vacaciones se disfruta de otra manera. Cuando era profesional estuve en muchos sitios pero en realidad ni los ves. He estado muchas veces en Mallorca, pero de Menorca, aunque se que es un verano atípico, me gusta mucho la mentalidad del turismo que hay aquí, nada que ver con otros sitios.

De lo que ha conocido de Menorca, ¿qué es lo que más le ha gustado o disfrutado?

-Yo, salvo algún crucero, apenas había ido en barco y disfrutar la Isla desde ese punto de vista es muy interesante. Es una suerte conocer a alguien como Arturo Sintes que tiene esa posibilidad y la verdad es que navegando hemos disfrutado como nunca, la entrada en el puerto de Maó es impresionante, esa tranquilidad… es muy relajante. También el año pasado cuando vinimos para la Volta Cicloturista tuve la oportunidad de conocer lo que es la parte más interior y me parece una isla bonita, virgen, accesible… y este año me he traído también las zapatillas para ir a rodar, con mi hijo de 14 años que está empezando, con Arturo... Al no ser competición, también se puede disfrutar de Menorca desde la bicicleta, casi mejor que yendo en coche.

[Lea la noticia completa en la edición impresa del 28 de agosto en Kiosko y Más]

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.