El Penya Ciutadella tuvo el primer triunfo lejos de casa más cerca que nunca en lo que llevamos de temporada pero entre el meta Josemi y el larguero se encargaron de desbaratar el innumerable peligro que creó el equipo menorquín en la segunda parte. En la primera, Quel adelantó a los menorquines en el minuto 23, empatando Tomeu Vidal sólo diez minutos después.

El equipo de Dani Mori salió decidido en busca de la primera victoria como visitante esta temporada y la mayor ambición que el rival se vio reflejada sobre el terreno de juego desde el principio. Con Raúl y Omar moviendo el equipo en el doble pivote, la velocidad de Víctor y David en las bandas y la movilidad de Lluís y Quel arriba, sumada a la eficacia defensiva de Jesús y los cuatro de atrás, los de Ciutadella pronto asumieron responsabilidades en ataque y en el minuto 23, Quel resolvió a la perfección una excelente asistencia que le dejó sólo ante Josemi. El gol hizo justicia a las intenciones de unos y otros hasta ese momento pero al mismo tiempo calmó el ansia con el que habían salido los menorquines en busca de la portería rival.

El Felanitx, maniatado por el Penya, sólo reaccionó a balón parado. Avisó con dos acciones invalidadas por fuera de juego pero a la tercera si acertó con la meta de Jesús. Sete ejecutó la falta en tres cuartos de campo y Tomeu Vidal remató de cabeza nivelando de nuevo el marcador. Los de Ciutadella protestaron la falta que originó el gol del empate, una mano de Raúl, que además le valió la tarjeta amarilla y que a instancias suyas vino precedida de un empujón de un jugador rival. Hasta el descanso, lo único reseñable fue un disparo desviado de Lluís por los visitantes y otro de Toñito por los locales que atajó Jesús.

En la reanudación, sólo hubo un equipo sobre el terreno de juego. El Penya Ciutadella fue dueño y señor del esférico y suyas fueron las mejores ocasiones pero la gran actuación de Josemi impidieron una y otra vez el segundo tanto. Y cuando superaron al guardameta, se encontraron con la madera, como un disparó de Lluís que repelió el travesaño. También a balón parado lo intentaron pero José Enrich no acertó a rematar en la acción más clara, en boca de gol. Los de Ciutadella volcaron el juego por la banda izquierda y las constantes incursiones de David crearon mucho peligro al Felanitx, que no tiró a puerta en los segundos cuarenta y cinco minutos.

Dani Mori dio entrada a Albert y Berto para dar más profundidad en la recta final pero la primera victoria de la temporada lejos de casa sigue resistiéndose, sumando el quinto empate en siete encuentros a domicilio.