Fútbol. Tercera División

Los palos y el acierto rival pesan

El Penya pierde ante el Collerense tras un choque marcado por su escasa puntería

| |

Valorar:
preload
El veterano Llonga, tras errar el Penya uno de los dos balones que se fueron al palo

El veterano Llonga, tras errar el Penya uno de los dos balones que se fueron al palo

17-10-2015 | Josep Bagur Gomila

PENYA CIUTADELLA    1
COLLERENSE     3

Mucha era la ilusión que se tenía puesta este sábado en el Penya Ciutadella en el encuentro en casa ante el Collerense, tras haber sumado tan sólo uno de los últimos 15 puntos. Encima, Pere Vadell recuperaba pesos pesados como Raül Capó o Javier Zurbano. Pero este sábado no era el día de los azulados, que vieron como el Collerense se llevaba un exagerado botín de 1-3 en un partido extraño y en el que la gran diferencia estuvo en el acierto de cara a meta.

Ya no comenzaron muy bien las cosas para el siempre voluntarioso conjunto de Pere Vadell, que veía como a los diez minutos Adri adelantaba a los de Espadas (0-1). Los menorquines se mostraban apáticos sobre el césped, como desorientados atrás y espesos en el ataque. Sin tiempo casi para comenzar a gestar la reacción, llegaba el segundo mazazo de la tarde, esta vez tras un sprint del ex Mercadal Juanan, que superaba a la zaga local y ponía un 0-2 que enmudecía Son Marçal.

Se sacudían los locales, viéndose por detrás en apenas 22 minutos de juego. Pero Zurbano buscó acortar poco después aunque su balón salió ligeramente alto. Vadell daba entrada a Eric por Dani Marquès, en busca de la remontada y con el juvenil ligeramente 'tocado' en la pierna.


Dos balones a la madera

Sería en el minuto 38 cuando Zurbano enviaba el primer balón a la madera, tras rechazar la barrera una falta ejecutada por el navarro. Y acto seguido, era Eric quien enviaba de nuevo el esférico a la madera, ante la incredulidad de equipo y afición.

Con mucho trabajo por delante y los mismos 22 protagonistas que finalizaron la primera parte empezaba el segundo tiempo. Un 0-2 que se podía remontar con el espíritu de los equipos con marca Pere Vadell. Pero no era el día para los azulados ya que el definitivo golpe bajo del Collerense –un equipo que apenas hizo los goles y poco más –, llegaría a los 49 minutos con la diana del 0-3, obra del jugador 'alaiorenc', Juli. El menorquín batía de un magistral chut de falta directa al joven meta local, Pepe.

Muy cuesta arriba se ponía ahora ya la contienda para un Penya que se empecinaba en jugar al balón alto. Pero ahí estaba un entonado José Enrich esta temporada para acortar con el 1-3 cinco minutos después, también de libre directo. El Collerense se encerró atrás y no pisó más el área local, dedicándose a perder tiempo. Mientras, los locales, necesitados de puntos, lo intentaron de todas las maneras y en el 89' Llonga tuvo la última para acortar. Pero fue un mal día.


Toda la jornada de Tercer en la FFIB



Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.