Fútbol. Tercera División

La falta de acierto condena al Mercadal a la derrota ante el Collerense (1-0)

El equipo de Lluís Vidal hizo un buen planteamiento, fue superior al Collerense en la primera mitad y gozó de buenas ocasiones

|

Valorar:
preload
El Mercadal hizo un buen planteamiento pero la falta de puntería, una vez más, le privó de regresar con el zurrón lleno

El Mercadal hizo un buen planteamiento pero la falta de puntería, una vez más, le privó de regresar con el zurrón lleno

13-02-2016 | Pilar Pellicer

Se repitió la historia protagonizada por el Mercadal esta campaña a domicilio. El equipo de Lluís Vidal hizo un buen planteamiento, fue superior al Collerense en la primera mitad y gozó de buenas ocasiones como un remate de Luis al larguero pero la falta de puntería, una vez más, le privó de regresar con el zurrón lleno. Un tanto de Kike en la reanudación tiró todo el trabajo por la borda e hizo patente una vez más la falta de un referente arriba que materialice todo el buen hacer en ataque.

La primera parte fue de claro dominio visitante. El Mercadal se adaptó mejor al terreno de juego a pesar de las reducidas dimensiones y demostró llevar una marcha más que el rival, lo que le permitió vivir sin sobresaltos en la retaguardia y gozar de varias acciones para abrir el marcador. Sin conceder espacios atrás y con la velocidad necesaria arriba, Berto avisó (8') con un disparo que salió fuera por poco y al cuarto de hora fue Luis, el que a la salida de un córner envió un remate de cabeza al larguero. Conscientes de la importancia ponerse por delante, los ayer amarillos insistieron y de nuevo a balón parado, Javi obligó a Álex a estirarse para evitar el 0-1 en una falta desde la frontal. Los mismos protagonistas cerraron el primer acto, con un balón en profundidad para el capitán que no supo materializar ante la salida a la desespera del meta.

El intermedio le sentó mejor a los palmesanos, que tras recibir las instrucciones del temperamental técnico Miguel Ángel Espadas, salieron espoleados y decididos a invertir el guión de la primera mitad. Dos aproximaciones dieron la voz de alarma en la expedición menorquina y antes del cuarto de hora, Kike vio recompensada su insistencia en la presión. Toni despejó un balón central, que a parte de impactar en el atacante le dejó solo ante Jesús, al que batió por bajo. Vidal dio entrada de David e Izan aunque el marcador adverso y las prisas jugaron en su contra. El equipo lo intentó hasta el final pero sin encontrar la portería, prolongando así la dinámica de malos resultados a domicilio.




Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.