Fútbol

Pau Carbonell: «No hay insultos racistas en los campos de Menorca»

El delegado arbitral de la FFIB, contra todo tipo de agresión verbal

| |

Valorar:
preload
Pau Carbonell (c), delegado y árbitro de categoría especial

Pau Carbonell (c), delegado y árbitro de categoría especial

19-01-2014

El pasado fin de semana, el árbitro Mamadou Sow denunció un episodio de agresión verbal por insultos racistas hacia su persona en un partido de fútbol de alevines por parte de dos padres, en Zaragoza.

Un hecho similar no parece tener cabida, afortunadamente, en el ámbito balompédico insular. Así se desprende tras pulsar la opinión de Pau Carbonell, delegado del comité de árbitros de la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB). «No hay insultos racistas en los campos de fútbol de Menorca», afirma.

«Menorca es muy tranquila en este aspecto, el público no tiene actitudes racistas», refuerza, «en nuestro colectivo figuran dos árbitros de origen marroquí y nunca he recibido de ellos queja alguna por este motivo».

Sin embargo, el insulto recurrente y gratuito -directo o a algún familiar- sí sigue siendo un elemento común en las estadios menorquines, aunque carezca de connotaciones discriminatorias por cuestiones étnicas.


[Lea la noticia completa en la edición impresa del 2 de febrero o en Kiosko y Más o My News]


Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Pepe Muleiro el burrobrava
Hace un año

Una mentirijilla del señor Carbonell, el sabe que un árbitro suyo suspendió un partido por insultos racistas, y el clásico "moro de mierda, puto sudaca, o vuelve a tu país muerto de hambre" se escuchan también en los estadios Menorquines. Y las pruebas están reflejadas en las actas que confeccionan los árbitros al final de cada partido.

Valoración:6menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1