Juan Carlos (Sporting) y Quel (Penya) plasman la pugna que distingue la actual liga. | Josep Bagur Gomila

6

El calendario de la liga de Regional ha agotado la primera vuelta y el paso de estas nueve jornadas no ha hecho sino añadir incertidumbre a su desenlace allá por el día 13 de mayo. La presente competición doméstica se ha revelado recia en términos de juego, competitividad y resultados que dejan en un pañuelo la zona noble de la clasificación, que resta incluso abierta a incorporar nuevos integrantes a opositar al objetivo único: el título del campeonato y, por ende, el billete para disputar la fase de ascenso a la Tercera División.

Si nos retrotraemos a la encuesta que «Es Diari» realizaba entre los entrenadores de los nueve equipos de la categoría a principios del mes de diciembre, previo al alumbramiento de la competición, las previsiones recogidas saltan por los aires en buena parte. Si bien es cierto que los términos «igualdad» y «equilibrio» formaban parte de la mayoría de discursos, la construcción «cajón de sorpresas» que utilizó Elías Noval, entrenador del Sant Lluís, para definir la categoría ha salido reforzada en el ecuador del campeonato.

La UD Mahón por proyecto y resultados -campeón de Supercopa y Copa-, la regular trayectoria de la UE Sami y el Penya Ciutadella, recién descendido de Tercera, se postulaban como los tres favoritos. La realidad, tras las nueve jornadas disputadas, ha desvirtuado buena parte de las predicciones. La clasificación actual agrupa a cinco equipos en apenas cinco puntos. El imbatido Sporting de Mahón ocupa circunstancialmente el liderato, un primer puesto que en nueve jornadas ha tenido cuatro inquilinos (Unión, Ferreries, Sami y Sporting) y que ha cambiado hasta en cinco ocasiones. El Sami de Tóbal Tudurí, con tres jornadas consecutivas, ha sido quien mayor tiempo lo ha ostentado, por dos veces Unión, Ferreries y Sporting.

El quinto ocupante en liza es el Sant Lluís, que intenta no perder la estela del cuarteto que le precede pese a la dificultad de encadenar resultados positivos. De hecho, solo Sporting, Ferreries, Sami y Penya han sido capaces de sumar dos victorias consecutivas (los azulgrana en dos ocasiones). El ex equipo de Tercera División, sorpresa negativa del primer tercio del calendario, ha enderezado el rumbo de sus resultados y no es descartable que se incorpore a la nómina de candidatos. Aunque para ello el grupo que prepara Pere Vadell deberá solventar con nota su particular «final» frente al vigente campeón liguero UD Mahón este sábado en Son Marçal.

La presente edición dista en igualdad y número de aspirantes al curso anterior, en el que solo el Sami fue capaz de discutir la candidatura de la Unión hasta la última jornada y aguantó el embate competitivo de los de Juan Romero, sin más alternativas en la pugna por el título.

La igualdad se traslada también a la tabla de goleadores. Juanfran Egea (Sami) y Adrià Ruiz (Sporting), con media docena, encabezan la clasificación; a un acierto aparecen Javi Zurbano (Sant Lluís), José Camacho (Unión) y Carlos Febrer (Ferreries). Uno por equipo de cabeza.