El colegiado menorquín, durante un encuentro reciente de esta temporada 2018-19 | A.T.

Esta temporada 2018-2019, unos 25 años después, podría producirse un hecho histórico en el mundo del fútbol; en este caso, en el arbitraje, puesto que el joven colegiado Nil Cubas Torras (Maó, 21 años)? en su segundo año de árbitro de Tercera y que ya ha debutado de línier en la Segunda B?, podría ascender como colegiado de la categoría de bronce del fútbol español y suceder así a su paisano, Joan Capó. Finalizada la primera parte del programa de Talentos para conseguir el ascenso a Segunda B, solo quedan cuatro representantes baleares para realizar la fase final del curso y uno de ellos es Torras.

Desde ahora, Cubas y sus tres compañeros serán vistos por delegados de partido de fuera de las Illes en sus partidos de Tercera, seleccionados por el Comité una vez finalizadas las pruebas físicas, exámenes e informes de partidos previos. Este mes de abril Cubas vivirá el partido de Tercera con un informe de otro comité; el informador evaluará el partido siguiendo unas pautas como el control del partido, la dificultad, las aptitudes físicas, el control disciplinario o el criterio. Y de los cuatro, quedarán las tres mejores notas para la última fase de Madrid, en mayo, donde realizarán, con otros árbitros candidatos de otras comunidades, un examen físico y teórico, de los que normalmente solo sube uno de cada comunidad.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 23 de marzo en Kiosko y Más