Malestar en un Villacarlos que se ve ‘virtualmente descendido’

Las últimas decisiones de Madrid reducen aun más las mínimas opciones de salvación del cuadro insular

|

Valorar:
Lance del encuentro celebrado por el Villacarlos en Es Castell frente al San Francisco.

Lance del encuentro celebrado por el Villacarlos en Es Castell frente al San Francisco.

Gemma Andreu

«Matemáticamente no estamos descendidos pero virtualmente diría que sí. Hay que ser realistas». Así de sincero se muestra el entrenador del Atlètic Villacarlos de División de Honor para «Es Diari», tras los últimos cambios que se han producido —de la mano de la Real Federación Española –, que han complicado todavía más la ya de por sí difícil faena del Villacarlos para salvarse. Tal y como avanzaba ayer a este diario Melià, finalmente este tramo decisivo de la segunda fase constará de solo cinco encuentros para los de Es Castell. Y serán frente a los cinco de abajo del Grupo B, sin volver a competir con los de su grupo. De esta manera, con solo 15 puntos por disputar, el margen se ve reducido drásticamente para el Villacarlos, con solo 7 puntos.

Pasándose la mano por el pecho, reconoce Melià que ha sido una liga, «dura para nosotros, al ver el grupo ya lo vimos, de máxima dificultad. Jugamos ante ‘equipazos’ y habrá sido un gusto esta experiencia, ante grandes. Debe servirnos para seguir adelante», reflexiona Melià, que, eso sí, invita a «seguir haciéndolo igual de bien hasta el final. Dar esta buena imagen y sensación de equipo comprometido, trabajador y que quiere seguir puntuando y ganando, pese a todas las dificultades. Ganas y compromiso no han faltado, estamos tranquilos», exclama, dispuesto a seguir batallando hasta el final. Además, en otro orden, critica Melià el parón de dos semanas vivido ahora, para poner los aplazados covid-19 al día. Dolido e incrédulo, reconoce su preocupación ante este hecho insólito de dos sin jugar. «Ha sido bastante sorprendente la forma de gestionar todo por parte de la Federación porque durante la primera fase, precisamente nosotros hemos tenido cuatro encuentros suspendidos que hemos tenido que jugar entre semana», recuerda. O sea, que parecía indicar «que teníamos que jugar antes de según qué fecha. Y al final nos sentimos claramente perjudicados, ya que se nos ha hecho jugar precipitadamente entre semana –con lo que ello implica –y en cambio otros equipos no lo tuvieron que hacer y han jugado estas dos semanas, margen que no tuvimos».

[Lea la noticia completa en la edición impresa del 16 de marzo en Kiosko y Más]

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.