0

X.M.
Aquí tenemos a otro de los equipos del Penya Ciutadella Esportiva de la categoría infantil. Un grupo de diecisiete chavales luchadores, que hacen piña y muy peligrosos en el contragolpe, aunque deben mejorar en la autoconfianza cuando encajan varios goles en los partidos. Son Aarón Vidal y Lluís Pérez (porteros), Juanjo García, Diego Saurina, Carlos Mayans, Miguel A. Bagur, Toni Fedelich y Biel Moll (defensas), Xavier Moll, Juanjo Jurado, Miquel Moll, Cristian Jato, Xavier Torres y Francisco Calderón (medios) y Dani Moya, Macià Capó y Xavier Villalonga (delanteros).

Para estos chicos lo más importante en los entrenamientos es esforzarse, pasárselo bien y mantener una buena relación de convivencia con los compañeros. Y con lo que más se divierten es con el tiro a puerta y las jugadas con centros.

Comentan que la deportividad es importante, pero que no se la tiene muy en cuenta, y que sería recomendable premiar al final de la temporada a los equipos más deportivos.

Sobre el arbitraje comentan que hay pocos que quieran dedicarse: «Todo el mundo les critica, insulta y cuando se equivocan les acribillan», argumentan. Asimismo opinan que los jugadores retirados podrían ser una buena cantera para el arbitraje.

De los entrenadores que han tenido les ha gustado la organización, el apoyo y los ratos de diversión. No verían mal probar en algún torneo amistoso el saque de banda con el pie. Por último solicitan mejoras en las instalaciones de los campos que lo necesiten y que en su campo construyan gradas.

Tonio Hidalgo, auxiliado por Julio Rioja, dirige al equipo por primera vez. Resalta la importancia de que los chicos tengan una buena conducta y aprendan a jugar en equipo. De su equipo le gusta la excelente asistencia a los entrenamientos y la seriedad con que se lo toman, y se divierte con ellos cuando ve que se esfuerzan al máximo.

Por último, el técnico de la Penya comenta que le sería partidario que se pudieran hacer los cambios del mismo modo que en el fútbol-8.