Pere Vadell en Calvià, donde los rojiblancos han conseguido de momento el único triunfo | Laura Becerra

2

El CE Mercadal ha consumido ya las primeras cinco jornadas en Tercera División con un balance de seis puntos sobre quince posibles. Es decir, los rojiblancos han sumado un triunfo a domicilio tres empates, y la derrota cosechada en la úlltima jornada en el feudo del Son Verí.

En Llucmajor se sufrió la primera derrota del curso. Los mercadelencs a parte de caer ante los mallorquines, perdieron por lesión a Ignasi Dalmedo, el portero Marc Llompart, la expulsión del zaguero Toni Sintes, además también de las rojas al preparador Pere Vadell y su ayudante Ernest Vadell. De momento no han podido brindar ninguna victoria a su afición, y este sábado tendrán una nueva oportunidad ante el Manacor. El entrenador del Mercadal Pere Vadell desde que arrancó la pretemporada nunca ha escondido la gran dificultad que va entrañar en su regreso a la máxima categoría del fútbol balear cumplir con el único objetivo marcado desde el inicio, que es amarrar la salvación. El preparador rojiblanco pasa balance de las primeras cinco jornadas, ya que este jueves a su equipo le corresponde la jornada de descanso.

Tras haber agotado las primeras cinco jornadas ligueras, Pere Vadell, las resume comentando que «creo honradamente que podríamos llevar dos o tres puntos más, pero en esta categoría todo está muy nivelado». De momento solo se ha podido sumar una victoria a domicilio, y en cambio en sus dos aparaciones en Sant Martí, el conjunto rojiblanco se ha tenido que conformar con dos sendas igualadas ante el San Rafael y el Murense.

El preparador mercadelenc al respecto comenta que «el principal motivo por el cual no hemos podido ganar en casa, es la definición contra la portería del rival». Vadell prosigue apuntando que «contra el San Rafael con el 1-0, tuvimos dos ocasiones muy claras para haber decantado el choque, y ante el Murense, en el último cuarto de hora del partido, tampoco no fuimos capaces transformar las dos ocasiones claras que tuvimos; los contrarios tienen mucho nivel, y la verdad que se nos hace difícil». Del último partido ante el Son Verí, donde se sumó el primer KO, Pere Vadell asegura que «no fue nuestro mejor partido, y no quiero que suene a excusa, pero en este partido el colegiado usó un criterio diferente para los dos equipos sobre todo en la señalización de las faltas. Tuvimos de nuevo más ocasiones que el rival, pero de nuevo no las supimos materializar».