El centrocampista de Ciutadella, Llonga, en el momento de introducir el balón en la portería del Campos. | Josep Bagur Gomila

0
  • CE MERCADAL 1
  • CE CAMPOS 2

El CE Mercadal volvió a tropezar por segunda semana consecutiva en Sant Martí ante el CE Campos (1-2) y de momento se le atraganta poder ofrecer a su hinchada el primer triunfo en su retorno a la Tercera División. Las dos derrotas consecutivas de los rojiblancos en su feudo no le permiten dar el salto en la clasificación para alejarse de la zona peligrosa. De nuevo al conjunto de Pere Vadell le volvieron a faltar ideas ofensivas para poder inquietar a su rival y en la única aproximación con peligro a la meta rival en toda la primera parte, logró sacar el máximo rendimiento posible con el gol anotado por Llonga.

Un triple cambio realizado por Eladio Huertas antes de iniciarse la segunda mitad resultó clave, y el recién ingresado Toni Bonet con sus dos dianas resultó determinante. Lo intentó el Mercadal hasta el final pero con más corazón que cabeza. Una chilena de Yassin que salió fuera por poco, fue la mejor ocasión que dispusieron los locales para haber nivelado el choque.

Arrancó el encuentro con los mallorquines más bien plantados sobre el rectángulo de juego, y una jugada individual de Gaspar fue el primer aviso visitante. Los rojiblancos no lograban acercarse con peligro a la meta defendida por Kevin. La banda de Sergio y Guillem era la más usada, pero faltaba acabar las jugadas con más acierto.

De nuevo los visitantes avisaron con un lanzamiento desde la frontal, que se marchó fuera por muy poco. Transcurrían los minutos de la primera mitad sin resaltar ninguna aproximación rojiblanca. Cuando parecía que el Campos tenía el duelo más controlado, un error de la zaga mallorquina fruto del presión iniciada por Rubén robando el esférico, asistió a Izan, y Llonga solo la tuvo que empujar a la red para lograr el 1-0. Era la mejor noticia para el conjunto de Pere Vadell. Tras lograr ponerse con ventaja el Mercadal dispuso de unas cuantas llegadas por banda, pero sin poderlas culminar.

Se llegó al descanso con la ventaja mínima local en el electrónico de Sant Martí. No le debió gustar al preparador mallorquín Eladio Huertas las prestaciones de su ‘once’ en el final de la primera parte, y realizó un triple cambio que resultó clave para su intereses. El primer balón que tocó Toni Bonet significó el 1-1. El tanto vino por un claro desajuste de la zaga al dejar al punta visitante solo en el segundo palo. Intentó reaccionar el Mercadal pero de nuevo el Campos golpeó. Bonet lograba su doblete.

No tocaba más remedio que irse arriba con el marcador en contra y Yassin con una tijera, tuvo las tablas muy cerca. Movió el banquillo Vadell para poder cambiar la dinámica del partido, pero se encontró con un rival que no le quemaba tener el esférico en sus pies. Los visitantes supieron calmar el choque estando bien organizados sobre el rectángulo de juego. Pasaban los minutos, y crecía la ansiedad en los hombres de Vadell, que no lograban encontrar el camino correcto para inquietar la meta mallorquina. Un remate de Guillem y otro de Capó en un saque de esquina fueron las aproximaciones más claras en el área rival.