Rubén hizo el gol del equipo menorquín. 

1

La falta de acierto en ambas áreas condenó ayer al Mercadal a una dura derrota (2-1) frente al Serverense después de que el conjunto menorquín acumulara ocasiones, gol anulado incluido un minuto antes de que los locales abrieran el marcador, para llegar al descanso con el encuentro encaminado. Sin embargo, los errores en salida de balón que supusieron el doblete de Alfaro, permitieron al equipo de Sergio Tíscar firmar su tercera victoria. Al final, el tanto de Rubén llegó tarde para los intereses del colectivo de Pere Vadell que opositó a llevarse la victoria por su dominio en el duelo y por la notables llegadas con mucho peligro.

Los visitantes mandaron controlando el partido y buscando la portería que pasó por serios apuros en el primer tiempo. Así, Dalmedo remató al poste mientras en otra clara y doble ocasión, Bernat salvó el tanto a Guillem y un defensa lo hizo bajo palos tras el remate de Rubén. El Mercadal insistió persiguiendo el 0-1 que de forma inexplicable no acababa de llegar vistas las llegadas y oportunidades creadas.

En la reanudación, Raúl marcó de un buen cabezazo (54’) pero el tanto fue invalidado por una falta que protestaron los menorquines. Al minuto, el Serverense aprovechó un grave error de la zaga y Alfaro puso el 1-0. Vadell metió más pólvora pero otro fallo defensivo permitió a Alfaro marcar el segundo. En la recta final ambos jugaron con diez; los locales por la expulsión de Sergio y el Mercadal por la lesión de David Camps tras agotar los cambios. Marcó Rubén quien dispuso del empate pero no logró controlar bien ante Bernat.