Matinal gélida y lluviosa en el campo de Sant Martí | Josep Bagur Gomila

0

De nuevo una decisión errónea del colegiado castigó de manera inmerecida al Mercadal este domingo en Sant Martí, y privó a los rojiblancos de sumar su segundo triunfo como locales esta temporada. Un remate de cabeza de Sergi en los instantes finales del choque ante el Santanyí fue anulado de manera incomprensible por el colegiado. Finalmente los hombres de Pere Vadell resignados se tuvieron que conformar en sumar un punto, en un choque donde opositaron a la victoria.   

Llueve sobre mojado en el club rojiblanco que ve como en los tres últimos encuentros disputados ha sido perjudicado de forma clara por las decisiones arbitrales. Hace tres jornadas el Collerense pescó un punto con un clara falta sobre el meta Llompart, la pasada jornada en Son Servera se les anuló un tanto que hubiera supuesto ponerse por delante en el marcador y esta jornada un gol anulado que probablemente serían tres puntos en el zurrón del Mercadal.

Antes en el primer tiempo Nasi Dalmedo falló un penalti con el 0-0 en el marcador, y Guillem logró igualar el tanto logrado en la segunda parte por Bruno.

En la primera parte apenas hubo aproximaciones por ambos conjuntos, y la más clara la desperdició el Mercadal. Un claro penalti cometido sobre Dalmedo, fue ejecutado por él mismo y el meta Dols, lo desvió con los pies.     

En el inicio de la segunda parte el Santanyí gozó de dos claras ocasiones para adelantarse, y en un error en la salida del esférico del conjunto de Vadell fue aprovechada por Bruno para anotar el 0-1. Se levantaron lo rojiblancos tras el golpe sufrido, y en una gran jugada colectiva iniciada desde la zona defensiva, la culminó Guillem logrando el 1-1. A partir de aquí el Mercadal se agigantó haciéndose dueño del esférico. Rubén lo probó, y el meta desvió a córner. Llegó la polémica con el gol anulado a Sergi, y Dalmedo disparó al exterior de la red finalizando el match 1-1.