Sergi Pons, con Elliot al fondo, lucha con un rival, durante el último partido que jugó el Mercadal, contra el Sant Jordi, el pasado día dos | Gemma Andreu

0

La Tercera División cierra esta semana de tres jornadas en la que el Mercadal viaja a Eivissa para medirse al San Rafael (13.30 horas), otro de los adversarios que se debaten en la zona baja de la Liga junto a los rojiblancos y marcado por las dudas en el grupo de Pere Vadell y las circunstancias por el desplazamiento.

Penalizado por los dos últimos resultados en Sant Martí, el Mercadal buscará su quinta victoria del curso frente al filial del Ibiza que dirige Raúl Barroso que se asemeja a los menorquines en su rol como local. Dos victorias otros tantos empates y seis derrotas es el bagaje del San Rafael en Sa Creu que mejora a domicilio. Los ‘blues’, que tienen dos encuentros pendientes frente a Murense y Son Verí, ambos en Mallorca, no juegan desde el pasado 26 de diciembre.

Bajas

Para el choque Pere Vadell pierde a Pepo y Toni pero recupera a Biel Villalonga y Raúl. El preparador, algo mejorado de su proceso gripal, se reunió con su cuerpo técnico para evaluar la preparación del partido pues algunos jugadores acumulan muchos minutos, golpes y andan algo renqueantes.

Sobre el partido, Vadell señala que «será igualado, es de nuestra Liga, hay que competir, intentar que no se vayan en la tabla y mantener o ganar el average» tras el 1-1 de la primera vuelta. «Ellos son un equipo joven con una propuesta de fútbol de toque y con gente de calidad» señala. Un equipo en el que sobresale el portento físico del ariete ecuatoriano Mike Cevallos -nueve goles- y un interior como el granadino Marcos Corral autor de cinco tantos.

El Mercadal jugará para recuperar el terreno perdido en los dos últimos duelos    aunque Vadell indica dificultades añadidas al partido. «Llegaremos muy justos de tiempo, solicitamos jugar una hora más tarde pero el San Rafael no se avino». En el seno del cuadro rojiblanco hay cierta decepción por esos finales de partido donde han volado puntos «por decisiones arbitrales que nos han perjudicado y que te marcan de ser un equipo más desahogado en la tabla a estar en la zona roja».

Pese a ello, el Mercadal perseguirá una victoria de valor doble en otro encuentro, uno más de los que quedan y que «vale su peso en oro» como afirma Pere Vadell.