Una de las formaciones del Penya Regional esta pasada temporada en Son Marçal, con el capitán, Xavi Marquès, en sus filas

Lejos de venirse abajo y de dramatizar la situación, desde el momento en el que este miércoles el Penya Ciutadella anunció la baja de su equipo Regional Preferente a la Junta Insular de Menorca, el presidente Joan Capó y su junta directiva, ya se pusieron manos a la obra para recuperar– «cuanto antes»–, el primer equipo azulado. Y es que este miércoles «Es Diari» avanzaba la noticia de que Ciutadella se quedaba sin una enseña clásica en el fútbol menorquín y balear, ya que el primer equipo del Penya ha sido el máximo representante de la ciudad estos últimos años, con seis temporadas incluidas en Tercera División. Ahora, a causa de la imposibilidad de juntar suficientes jugadores de garantías para afrontar el curso Regional 2022-23 que empieza a mediados del mes de septiembre, en el Municipal de Son Marçal empiezan la cuenta atrás para recuperarlo, no sin antes y de puertas hacia adentro, analizar cómo se ha llegado a este extremo, impensable hace apenas unos años y tratándose se un club con una de las canteras más prolíficas de las Illes Balears.

Joan Capó (presidente)

Sin querer extenderse demasiado en el tema y abogando por empezar a trabajar desde ya para revertir la inesperada situación y hablarlo de puertas hacia dentro con el club y sus compañeros de junta directiva, el presidente peñista, Joan Capó ‘Capi’ se lamentaba que al final, «no pudo ser, no logramos tener suficientes jugadores para competir en Regional», decía, recordando que el grueso de juveniles que acabaron, «se marchan fuera de la Isla a estudiar».

Capó reconocía que obviamente desde el club «llevamos mal» quedar sin primer equipo, no es nada agradable pero es nuestra realidad», manifestaba, insistiendo en que esta situación, «es un tema interno del club y no me quiero extender. No hemos encontrado jugadores suficientes para presentar un equipo de garantías», reconociendo que no encuentran una explicación, teniendo en cuenta el elevado número de fichas que tienen en Son Marçal. «No lo entendemos, no. Es un tema de club y haremos lo que toque y nuestra idea es recuperar cuanto antes el primer equipo. Queremos un equipo en Regional, veremos más adelante si podemos», cerró.

Javier Zurbano (entrenador)

Noticias relacionadas

Uno de los grandes damnificados sin duda de esta retirada del Regional azulado es el que debía ser su nuevo entrenador, el navarro, Javier Zurbano, quien ayer admitía a este diario que «no me lo esperaba para nada, es una pena», decía, recordando y lamentando que al principio, cuando fichó, «teníamos unos 17 jugadores que nos habían dado la palabra y alguno dudaba pero con eso ya podíamos tirar, con alguna incorporación más». Sin embargo, «de repente, algunos empezaron a decir que se iban a otros equipos y nos quedamos doce; siendo inviable sacar un equipo para competir».

Zurbano y directiva decidieron dar un paso atrás. «Un club como el Penya que no saque primer equipo es una lastima, vamos a pensar que ha sido este año que no ha ido bien, que ha sido un momento puntual. Y para el año que viene trabajar para sacarlo otra vez, también para toda la cantera, que tenga un referente de primer equipo», lanzaba el técnico. «Es raro porque no había pasado nunca quedarnos sin jugadores; vamos a tomarlo como aprendizaje y que el próximo año tengamos equipo otra vez», cerraba Zurbano quien, por ahora, no sabe qué pasará con él.

Xavi Marquès (capitán)

Uno de los emblemas del Penya, su capitán y toda una vida en el club, ya había anunciado su retirada de los terrenos de juego. Sin embargo, ha vivido con pena esta salida de la Regional del Penya. «No me lo esperaba, sí ha habido algunos que lo hemos dejado pero me ha sorprendido», admite, Xavi Marquès, que, si bien tampoco entiende que siendo una entidad tan grande no le dé para un Regional, subraya que hoy día, «es difícil competir con clubes que ofrecen dinero, no tan solo el Mercadal, también equipos de Regional».

El centrocampista, que no entiende qué ha pasado y su decisión de dejarlo viene del curso anterior, cree que ha sido «un cúmulo de cosas, con algunos de mi quinta que lo dejan y quizás los jóvenes se han visto solos, no sé», valoraba el ciutadellenc. «Venimos de años difíciles ante equipos que compiten y pagan, insisto. En Tercera era más fácil jugar sin cobrar, era un premio». Sí tiene claro que el Penya, «lo ha intentado sacar Regional pero debía ser de garantías, el Penya tiene un nombre. Seguro que pronto lo recuperan».