Imagen de Xavin Rus cuando fue presentado en Ciutadella.

‘Fumata blanca’. Cerca de dos décadas después este próximo sábado– en el Municipal de Los Pinos y frente al CE Alaior– se producirá el ansiado debut del equipo juvenil del Atlètic Ciutadella que dirige el nuevo coordinador deportivo del Municipal de Sant Antoni, Xavi Rus. Y es que en principio, desde el club bermellón, han podido solucionar una parte de los problemas burocráticos de algunos de los juveniles bermellones, que habían forzado al Atlètic a tener que suspender los dos primeros choques ligueros, ante Sporting de Mahón en Bintaufa y CD Menorca C, en Ciutadella. En principio, de los cinco componentes atléticos a los que la Federació de Futbol de les Illes Balears (FFIB) no les había autorizado la tramitación de la ficha federativa, algunos de ellos ya sí podrán estrenarse en Alaior y algún otro quedaría aún pendiente de la burocracia, en detrimento de los intereses del deporte y del propio club que preside Esperança Juaneda.

Pese a que desde el Atlètic Ciutadella se congratulan de que finalmente su juvenil para esta temporada 2022-23 entre en liza pasado mañana en Los Pinos, lamentan en estas páginas de «Es Diari» que a día de hoy todavía existan estos impedimentos a la hora de inscribir a un jugador, «por el simple hecho de no ser comunitario, cuando se cuenta con DNI, tarjeta sanitaria y residencia desde hace tiempo en la Isla», se dolía ayer la mandataria atlética. «En Menorca no hay ningún club profesional y estamos hablando de una liga regional», lamentaba Rus estos pasados días, en plena incertidumbre todavía sobre el futuro de su equipo. «Dos de los chicos tienen DNI español desde el 2004 y por el simple hecho de haber nacido en otro país o quizás por su color de piel, les piden requisitos especiales, adicionales; o sea, encontrándose nacionalizados y documentados legalmente», abundaba, dolido, el técnico bermellón, incrédulo ante lo que les ha tocado vivir en este comienzo liguero 2022-23.

«¿Por qué a mí o a otro no y a ellos sí?, cuando además ninguno de ellos nunca ha jugado federados en ningún sitio, ni aquí ni fuera de España», se pregunta Rus, en voz alta, para este diario. «Y en Palma tan solo nos dicen que todo viene de Madrid, de la FIFA o la UEFA y que, o cumples con los requisitos, o nada, teniendo que buscar documentación y haciéndonos perder el tiempo», proseguía el ‘míster’ atlético. Hasta tal punto que incluso estos chavales, menores de edad, deben firmar una autorización, «de que quieren jugar en este club y nadie les obliga, lo que me parece vergonzoso. Luego, 15 días de espera para la respuesta y mientras, sin jugar el Atlètic, en un año tan importante para la entidad», prosigue el ex Mercadal, Migjorn o Penya Ciutadella.

Sin embargo, esta no ha sido la única problemática que se han encontrado para el debut bermellón en la Liga de Menorca Juvenil. «Si un club tiene equipo cadete puede jugar con once en juvenil, aunque no uses ningún juvenil. En cambio, si no tienes equipo cadete (caso del Atlètic), tan solo puedes fichar cuatro de esta edad», detalla Rus, escéptico. Fue por ello que se envió una carta a la FFIB, «contestándome que tenemos razón. Pero claro, tuvimos que enviarlo y esperar». Un Rus que reflexionaba que «claro, si tuviera 12-14 cadetes y me dijeran, haz un cadete... Pero si tengo 6-7 como, déjalos que jueguen en juvenil, ¿no?», subrayaba, entendiendo «el enfado monumental de todos porque si ya es difícil encontrar jugadores, imagina, sin poder competir, recuerdo, en competiciones regionales».