El aún presidente azulgrana, Damià Marquès, en una presentación

El Club Esportiu Ferreries tendrá nuevo presidente al finalizar esta temporada 2022-23 en curso. Damià Marquès, ciutadellenc residente desde hace años en Ferreries, confirmaba este jueves a este diario que no se presenta a la reelección y su junta directiva convocará los comicios para regir los intereses del ‘Ferre’ las próximas cuatro temporadas. Tras ocho años en el cargo Marquès ha mantenido su intención inicial de no ir a una tercera elección y dejar la vacante, como avanzó este viernes a este diario, días antes de que el próximo martes el CE Ferreries llene el Municipal de Sant Bartomeu para presentar a todas sus plantillas.

Damià Marquès accedía al cargo de presidente del Ferreries en junio del 2015, sucediendo al veterano Mingo Martí, quien se presentó a la reelección, aunque se vio superado por Marquès. Ahora, a medio año de cumplir sus dos mandatos completos, el dirigente azulgrana ha comunicado ya a sus compañeros de junta directiva y al club su clara y decidida intención de no continuar al frente de la nave ferrerienca.

Una decisión meditada

«Creo que será el momento de dejarlo, quiero dar un paso a un lado y que salga gente nueva y con impulso para estos próximos años en el Ferreries. Es un tema de dejar que entre gente nueva y con nuevas ambiciones y también algo de cansancio, después de casi ocho años», señalaba a este diario, Marquès. «Quieras o no, son puestos que desgastan, cuando además trabajas, tienes familia y demás», añadía, con su decisión más que meditada.

En palabras del todavía presidente, después de dos mandatos al frente, «ya he cumplido con mi misión. Espero que la gente de Ferreries sobre todo dé un paso adelante estos próximos meses», confía Marquès, sabedor que de su actual junta directiva, «algunos compañeros estarían dispuestos a seguir como directivos pero ninguno se plantea presentarse como presidente. Ni desde mi grupo ni del entorno de la entidad he oído que nadie se postule por ahora pero mi decisión es firme», insistía, tomando la puerta de salida del club, «satisfecho de estos años, somos un club vivo y con todos sus equipos compitiendo. El reto con el que entramos era la cantera, formar jugadores, y se ha cumplido. Además, con el juvenil asentado en Liga Nacional y con el Regional competitivo y formado sobre todo por gente de Ferreries».

El trabajo, según él, «está hecho y no me voy con espina clavada alguna. Todo se puede mejorar pero siendo pequeño Ferreries, no nos podemos quejar. Chavales incluso de Ciutadella han venido al club al ver nuestras maneras de trabajar», cerraba Marquès.