Ni la lluvia que arreció ayer sobre la Isla pudo ‘derrotar’ al acto de presentación de las plantillas de la Unión | Gemma Andreu

La UD Mahón celebró anoche, en su hogar, el campo de San Carlos, el acto de presentación de las plantillas que durante esta temporada, la del centenario del club, defienden la elástica gualdiazul.

Ni la lluvia que anoche arreció sobre la Isla impidió que el acto se llevara a cabo, si bien condicionó, que no deslució, el desarrollo del mismo, obligando a los jugadores, una vez presentados, a tomar asiento en la grada en lugar de sobre el césped.

El club que preside Dino Gelabert Petrus pone en liza esta campaña dieciocho equipos, y sin contar los conjuntos de Regional, juvenil y femenino, cuenta en su cantera con casi 200 niños.

Pero al margen de lo deportivo, donde la prioridad «es dar una formación integral, en lo futbolístico y en lo humano, sin anteponer el resultado», recalca Irene Olives, máxima responsable de la factoría gualdiazul, desde el club ponen también de relieve «la labor y proyectos sociales» que la entidad ha puesto en marcha a lo largo de los últimos meses, además de no marginar a niños en función de su mayor o menor nivel. «Aquí abrimos las puertas a todo el mundo», abunda Olives.

En la Unión, en ese sentido, tienen claro que la proyección de la entidad, a lo largo de sus cien años de vida, siempre ha trascendido «más allá del campo» y esa línea no se verá alterada. Por último, anotar la presencia en el acto de ayer en San Carlos del alcalde de Maó, Héctor Pons, del concejal, Carlos Montes, y del conseller de Deportes, Miquel Àngel Maria.