El Mercadal empató el partido en el minuto 83. | Katerina Pu

CE Mercadal 1
Platges Calvià 1

El Mercadal se quedó a medio camino en su intención de lograr su segunda victoria consecutiva tras igualar frente al Platges de Calvià en un duelo equilibrado en el que los locales supieron rehacerse tras un primer tiempo sin frescura ofensiva ante un adversario con buen criterio a la hora de mover el balón pero, al igual que los rojiblancos, con escasa pólvora. De hecho, los visitantes son, junto al Sóller, el equipo que menos goles ha marcado (6) y este sábado demostró el porqué; generó muy poco en ataque y su gol llegó por un error defensivo. Tras el descanso, los cambios introducidos por Lluís Vidal agitaron el partido y el Mercadal se hizo acreedor a ese empate que, por lo visto en el segundo tiempo, supo a poco y aunque en la balanza se incluya una primera parte con escasos argumentos cara a meta, el balance final no puede ser satisfactorio ya que los de Sant Martí opositaron al triunfo. Una semana más, los rojiblancos se vieron perjudicados por el criterio del colegiado que obvió dos penas máximas favorables.

El Mercadal, con Dalmedo a los mandos en la medular, intentó apretar a un rival que no ofreció fisuras y que quiso hacer daño con la movilidad de sus puntas a la cobertura liderada ayer por Raúl. El paso de los minutos mostró a un Mercadal espeso en ataque, que apenas pisó área mallorquina mientras los de Carlos Martínez, pese a controlar algo más el cuero, también mostraron problemas a la hora de generar. Con el duelo equilibrado, un mal control de Pepo lo aprovechó el rival para obrar un contragolpe con superioridad numérica y abrir el marcador Hugo tras un servicio del menorquín Adri Marín.

Cambios

En el descanso, Vidal metió a Tomeu Amengual y Marc Urbina, adelantó la posición de Dalmedo y, pese al susto inicial con el remate de Estévez que rozó el 0-2, el Mercadal se fue arriba y controló por completo el partido. La aportación de los jugadores de refresco fue clave, la escuadra de Sant Martí llegó con asiduidad sobre el marco de Tolo Barceló pero sin acierto en la culminación de sus jugadas. Dalmedo fue objeto de penalti en acción individual (67’) que no concedió un colegiado con dispar criterio. El Platges, superado, no volvió a aparecer y trabajó para aguantar su ventaja. En el minuto 83 el árbitro sacó unas manos visitantes -dentro- fuera del área y en la falta Tomeu clavó el empate. Raúl tuvo la última en un córner pero al final el Mercadal se quedó con ese punto agridulce.