Pol Barnades Medina, en Berlín, tras conseguir un trofeo.

TW
1

«Es verle entrenar y jugar y recordarnos en la familia a mi padre. Parece calcado al estilo de juego que tenía él, siendo un jugador muy técnico y de gran talento», dice orgullosa su madre, la cantante mezzosoprano residente desde hace años en Berlín, Lorena Medina, hija del mítico Epi Medina, fallecido hace algo más de un año. Y es que Pol Barnades Medina (Ciutadella, 2016), hijo de Jordi y de Lorena y, por tanto, nieto del recordado internacional paraguayo ex jugador de la época de oro del ya extinto Atlètic Ciutadella, acaba de ser fichado para la próxima temporada por el potente Unión Berlín, en su categoría Benjamín y después que el otro grande de la capital alemana, el Hertha, también pusiera su foco en el joven talento ciutadellenc.

Pol Barnades Medina jugará en el Unión Berlín después de militar estos dos últimos años en el FC Wilmerdorf, un club del barrio donde residen en Alemania. «Fue un ojeador del Unión el que fue siguiendo a Pol e interesándose por sus cualidades y crecimiento, hasta que se puso en contacto con nosotros para proponernos su pase al club», cuenta desde Berlín su madre, Lorena Medina.

En el Unión Berlín, uno de los grandes de la Bundesliga alemana y que este año ha disputado por vez primera la Champions League, de la mano de Urs Fischer. En el club berlinés quedaron maravillados con el ciutadellenc, «por su técnica e imaginamos que si Pol va gustando y en función de su rendimiento, lo irán renovando. No es fácil porque sabemos que han ido ‘cortando’ ya a jugadores de su edad», relata su orgullosa madre.