Los jugadores de la selección de Ecuador celebran su triunfo ante Qatar, ayer, en el partido inaugural del Mundial. | Alberto Estevez

La ambición de Ecuador contra el envoltorio de una selección, la anfitriona, desbordada por los acontecimientos y con los supuestos aficionados dejando el estadio medio vacío en la segunda parte de un partido inaugural de un Mundial... Qatar llevaba años imaginando su estreno, pero su puesta en escena resultó pobre. Muy pobre. Con un portero de verbena y una actitud de brazos caídos, el campeón de la Copa Asia se encogió de una manera casi insultante. Se vio desbordada por el decorado y por un Enner Valencia que irrumpe con descaro en el cuaderno de bitácora del campeonato.

Noticias relacionadas

Qatar 2022 abrió su candado con un discurso del emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al Thani, en el que celebraba la «diversidad» en un palco sin apenas mujeres... Desde que hace más de una década la FIFA designó la sede, las autoridades qataríes no escatimaron esfuerzos (ni dinero) en crear las mejores academias, estadios y profesionales para potenciar el fútbol. Pero no todo es el dinero y Ecuador demostró que el talento no se compra en un bazar.

Quizás los aficionados esperaban un milagro porque de otra forma no se entiende que más de 15.000 aficionados se marcharan a sus casas decepcionados con la pobre imagen de su selección... en el descanso del partido inaugural de un Mundial.. De locos. Hoy exponen sus proyectos Inglaterra y Países Bajos, dos de las candidatas para conquistar un torneo que ya ha perdido a Karim Benzema y en el que Luis Enrique sigue con el streamers...