Jugadores de Arabia Saudí celebran su triunfo frente a la selección de Argentina este martes, en un partido de la fase de grupos del Mundial de Fútbol Qatar. | Rodrigo Jiménez

La sorprendente victoria de Arabia Saudí sobre Argentina mete a la selección de Hervé Renard en la lista de conjuntos que como Estados Unidos, las dos Coreas o Senegal rompieron pronósticos que parecían claros, en las otras ocasiones en las que, como hoy ha afirmado el técnico francés, se "alinearon los astros".

Brasil 1950: Estados Unidos 1 - Inglaterra 0

Inglaterra llegaba a su primer Mundial con la vitola de ser los inventores del fútbol. Con ese sentimiento de superioridad, que le llevó a no participar en las dos primeras Copas del Mundo, vio como un trámite el enfrentamiento ante un país sin tradición y hasta reservó a su mejor jugador, Stanley Matthews. Un gol del delantero de origen haitiano Joe Gaetjens, en el minuto 38, dejó sin respuesta a los ingleses.

Inglaterra 1966: Corea del Norte 1 - Italia 0

Todo eran leyendas en torno a los norcoreanos. Que si seguían un estricto régimen militar, que si corrían riesgo sus vidas en caso de hacer un mal torneo o, incluso, que en el descanso sacaban a otros once jugadores de refresco. Pero llegado el momento, la única certeza es que hicieron un torneo impecable, en el que empataron con Chile (1-1) y, sobre todo, vencieron por 1-0 a una selección italiana, a la que le bastaba con un empate para avanzar a los cuartos de final.

La historia estuvo a punto de repetirse en cuartos, cuando Corea del Norte se puso 3-0 frente a Portugal en los primeros 25 minutos, pero comandados por el gran Eusebio, que marcó cuatro goles, la selección lusa le dio la vuelta al marcador (5-3).

RFA 1974. Alemania Democrática 1 - Alemania Federal 0

La RFA ya estaba clasificada y no le puso la misma intensidad pero pocos contaban con que el ‘choque de hermanos’ cayese del lado oriental frente al poderoso conjunto que, con la base del Bayern Múnich y capitaneado por Franz Beckenbauer, se acabaría proclamando campeón del mundo. Un gol de Jurgen Sparwasser, en el minuto 78, fue suficiente y la RDA terminó la primera fase líder de grupo.

1978: Túnez 3 - México 1

La primera victoria africana en la historia de los mundiales tuvo alguna similitud con la de Arabia Saudí ante Argentina. México se adelantó al final del primer tiempo por un penalti ejecutado por Arturo Vázquez Ayala y pensó que ya lo tenía todo hecho. El «Tri» entró en estado de «shock» cuando encajó el empate a los 10 minutos del segundo tiempo y los norteafricanos terminaron ganando con claridad.

1982: Argelia 2 - Alemania 1

Argelia mostró al mundo una generación liderada por Rabah Madjer en el Mundial español, donde solo el «partido de la vergüenza» de Gijón entre Alemania y Austria (1-0 pactado) le dejó fuera del Mundial. Su presentación fue esta espectacular victoria sobre una selección que dos años antes se había proclamado campeona de Europa y que alcanzaría la final del Mundial.

1986: Portugal 1 - Marruecos 3

Portugal había sido semifinalista de la Eurocopa dos años antes mostrando, probablemente, el mejor juego del torneo. Además ahora contaba con Paulo Futre. Marruecos nunca había ganado un partido mundialista pero había avisado con dos empates sin goles ante Inglaterra y Polonia. A ambos les servía el empate, pero la selección marroquí no se conformó, marcó dos goles en el primer tiempo por medio de Kakhiri, añadió otro en el segundo (Krimau) y convirtió en una gran estrella al meta Zaki Badou, que se ganó su fichaje por el Mallorca.

1990: Camerún 1 - Argentina 0

Repetía Argentina con la dupla Bilardo-Maradona, que le había dado el título en México’86. Y sin embargo, los Leones Indomables mostraron al mundo lo que eran capaces de hacer, con un memorable gol de Omam Biyik, pese a terminar el partido con nueve por las expulsiones de Massing y Kana-Biyik, Un anticipo de un espectacular torneo que con Thomas Nkono y Roger Milla como estrellas les dejaría a las puertas de semifinales, solo derrotados por Inglaterra en la prórroga.

1994: Arabia Saudí 1 - Bélgica 0

En su primer Mundial, Arabia Saudí, dirigida por Jorge «El Indio» Solari, ex entrenador del Tenerife, dejó para la historia una sorprendente victoria sobre Bélgica y, sobre todo, el ‘maradoniano’ gol de Said Owairán, tras recorrer más de 60 metros sorteando rivales.

2002: Francia 0 - Senegal 1

Campeones de Europa y del Mundo, «Les Bleus» eran los grandes favoritos para repetir título…pero un gol de Pape Bouba Diop destapó sus miserias. Con un equipo en el que prácticamente todos jugaban en clubes franceses, los Leones del Teranga bajaron a la tierra a los campeones del mundo, que no se supieron sobreponer a los problemas físicos de Zinedine Zidane y no pasaron de la primera fase.

En este Mundial, también fue sorprendente el camino de Corea del Sur, vencedora por 2-1 ante Italia en los octavos de final y sobre España en la tanda de penaltis de los cuartos, aunque las ayudas arbitrales siempre han sembrado de dudas la increíble campaña del equipo que dirigió Guus Hiddink

2014: Italia 0 - Costa Rica 1

Encuadrada en el grupo de la muerte junto a Uruguay, Inglaterra e Italia, tres campeones del mundo, ni los más optimistas daban opciones a los ‘ticos’. Sin embargo, el colombiano Jorge Luis Pinto encontró la forma de superar a Uruguay (3-1) y un gol de Bryan Ruiz a Buffon frente a Italia, clasificó a Costa Rica a octavos, donde superó a Grecia (1-1) gracias a la tanda de penaltis, la misma suerte que le dejó fuera del Mundial en la siguiente instancia ante Holanda.

2018: Corea del Sur 2 - Alemania 0

Alemania era la campeona del mundo, se había acabado de proclamar campeona de Europa sub’21 con autoridad y parecía en disposición de mezclar lo mejor de ambas generaciones. Sin embargo, nada funcionó en Rusia y ante Corea, cuando buscaba la victoria a la desesperada en el tiempo de descuento, le ofreció en bandeja la victoria a los coreanos (goles de Ju ms.92 y Son, 96) y le se fue de un Mundial en la fase de grupos por primera vez en su historia.