Momento en el que el entrenador del Real Mallorca, Javier Aguirre, asegura que quitaría a Memo Ochoa del once de México mientras creía que ya no estaba en directo. | Twitter

El entrenador del Real Mallorca, Javier Aguirre, suele destilar sinceridad ante los micrófonos. En sus comparecencias suele dejar titulares. Habla claro, pero también es un técnico con muchas horas de vuelo que sabe manejarse ante la prensa. Desliza los mensajes que le convienen y obvia información que no le interesa que se haga pública como entrenador veteranos que también sabe jugar los partidos en las ruedas de prensa. En una de estas últimas situaciones un micrófono abierto le ha jugado una mala pasada mientras se encuentra en su país ejerciendo como comentarista de los partidos de la selección mexicana en el Mundial de Qatar 2022.

Noticias relacionadas

En el programa la 'Jugada del Mundial' del canal TUDN Javier Aguirre analizaba el once que México podía poner en liza en su estreno en la Copa del Mundo ante Polonia cuando ha desvelado que él «quitaría a uno». 'El Vasco' no quería revelar en directo sus preferencias, pero no imaginaba que su reflexión se iba a hacer pública sin saberlo. Y es que mientras sonaba la sintonía para dar paso a la publicidad y el ambiente se relajaba se ha girado hacia sus compañeros pensando que ya no estaban en directo para aclarar que su cambio en el equipo sería «el arquero», que no era otro que Memo Ochoa. De inmediato un compañero de la tertulia le señala el micrófono aludiendo que estaba abierto y el entrenador del Real Mallorca se da cuenta al momento de que se le ha escapado algo que no quería decir en público.

Curiosamente Memo Ochoa, «el arquero» que quería quitar Javier Aguirre del once, fue el héroe de México al detenerle un penalti a Robert Lewandowski, lo que ha desatado una polémica alrededor de los seguidores del combinado azteca sobre el inquilino de la portería y las palabras del entrenador del Real Mallorca, que ha querido aclarar que todo fue «una broma». «Por cierto, quiero aclarar que fui víctima de una broma, que bueno que me das chance para enviarle a toda la afición americanista un abrazo, es una broma, me estaban dando lata detrás de cámaras que no lo metí yo», explicó en referencia a que no era titular cuando estuvo al frente del combinado mexicano. «Yo a Memo lo quiero mucho y lo respeto mucho. Me estaban molestando detrás de cámaras porque cuando estuvo yo, Memo no jugaba», concluyó.